Páginas

lunes, 9 de junio de 2014

Los Cantores del Trópico, el gran trío





                                marcotuliomaristany001002.jpg 
           Antonio Lauro                                                                     marcotuliomaristany.com
lionsantoniolauro.blogspot.com                                                             


Manuel Enrique Pérez Díaz y Alfredo Sadel

Los Cantores del Trópico fue uno de los primeros tríos que hubo en Venezuela. Muchos cronistas aseguran que es el más viejo de este tipo de agrupación. Estuvo integrado por Marco Tulio Maristany (primera voz), Manuel Enrique Pérez Díaz en la segunda voz y Antonio Lauro en el punteo de la guitarra y tercera voz. Inicialmente fue un cuarteto, pues el compositor Eduardo Serrano también formó parte de Los Cantores del Trópico.
Se les recuerda como una agrupación de excelente desempeño y a sus integrantes, “unos maestros en su especialidad”, excelencia que puede apreciarse en las grabaciones que hicieron, las cuales tuvieron gran aceptación entre la gente amante de la buena música de aquellos lejanos años 30.
En la casa de María Luisa Escobar comenzó a gestarse la idea de Marco Tulio Maristany de formar un trío. Eso fue durante las reuniones musicales que se hacían en la residencia de la compositora valenciana, autora de Desesperanza, Concierto Sentimental y otras composiciones para piano y orquesta.
En el año 1932 fui el principal animador de la idea de formar un conjunto de voces y guitarras y de allí nacieron los “Cantores del Trópico, constituido en reuniones artísticas en la casa de María Luisa Escobar. Así fue como hice amistad con Antonio Lauro, con Manuel Enrique Pérez Díaz y Eduardo Serrano y disfrutando y haciendo canciones, sin una planificación seria, iniciamos lo que sería el cuarteto de "Los Cantores del Trópico, relató Marco Tulio Maristany en el sitio http://www.marcotuliomaristany.com de la familia Maristany.
El debut en público fue el año 1933, cuando el Trío Los Cantores del Trópico se presentó en concierto en el Ateneo de Caracas. Después, en 1935, dieron otros conciertos en el Teatro Municipal de Caracas y en el Ateneo de Caracas, actuaciones que tuvieron gran aceptación en el público y los mejores comentarios de la crítica especializada.
En 1936 el trío realizó una temporada de actuaciones, entre las cuales se cuenta una en el Teatro Municipal junto con el recitador español González Marín. Realizaron giras por el interior del país y luego llevaron sus voces a varios países suramericanos:
 “Era cuarteto entonces pero cuando iniciamos nuestra gira a Sur América, Eduardo Serrano no pudo viajar por razones familiares y tuvimos que reducirnos a trío. Visitamos Colombia, Ecuador, Perú y Chile, divulgando especialmente la música Venezolana”. (ob. cit).

Las huellas de los cantores

Los integrantes del Trío Los Cantores del Trópico representaban a Venezuela no sólo como agrupación, sino también porque cada uno era de un lugar distinto: Antonio Lauro, guayanés, de padre italiano, se encargaba además de los arreglos musicales y su registro vocal era de bajo.
Manuel Enrique Pérez Díaz, nativo de Puerto Cabello, era el director y barítono del trío. Marco Tulio Maristany era valenciano, el tenor y guitarrista, arte este último que le pulió el maestro Lauro.
Entre las primeras canciones interpretadas por el Trío Los Cantores del Trópico figura el vals Tu Mirar, compuesto por Maristany (letra) y Pérez Díaz (música). Durante la gira internacional (febrero 1940), que comenzó en Colombia, con exitosas presentaciones en el Teatro Colon, de Bogotá, entre todas las canciones que interpretó el trío, la más ovacionada fue el golpe caroreño La Guerra de Los Vargas (DR).
A esa presentación en el  Bogotá asistió el entonces Presidente de la República, doctor Eduardo Santos. El Trío Los Cantores del Trópico también actuó en el Circo Santa María, con motivo del 1º de mayo, ante una audiencia de más de 30.000 personas. Allí cantaron, en medio de una gran ovación, Alma Llanera, himno musical de Venezuela (Pedro Elías Gutiérrez y Rafael Bolívar Coronado) que los colombianos tienen como una canción propia.

Embajadores de la música venezolana

El Ministerio de Educación de Colombia los contrató para tres conciertos de música popular venezolana en la emisora Nueva Granda, de Bogotá. Se presentaron en Cali, Manizales y Medellín, con el  compositor boricua Rafael Hernández y su conjunto, quien estaba en Colombia en esa ocasión y “quien nos dedicó varias canciones”, refiere Maristany en el blog arriba citado. Otras presentaciones del trío fueron en el “Teatro Bolívar” (Quito) y el Teatro Olmedo, (Guayaquil) de Ecuador.
-En Manizales coincidimos con Rafael Hernández y su conjunto Victoria, de los cuales eran cantantes Mirta Silva, Bobby Capó; al maestro Rafael Hernández le gustó tanto nuestro trío que nos dedicó un bolero muy popular entonces titulado “Pobre Gitana”, el cual grabamos para RCA Victor, pero por problemas con la matrix hecha en acetato, se dañó y no pudo salir al mercado. Era la época de la Segunda Guerra Mundial; otros tuvieron más suerte que nosotros y popularizaron la canción.
En Chile también conocieron y disfrutaron de la excelencia de las voces del Trío Los Cantores del Trópico. De la misma forma que ocurrió en Lima, Perú, donde se presentaron en el Teatro Excelsior, Radio Nacional, Radio Lima, el Teatro 2 de Mayo (en Chiclayo), en honor a la República de Chile, con asistencia de la representación diplomática chilena.
En 1941 tuvieron actuaciones en Arica, Antofagasta, Concepción, Valparaíso y Santiago de Chile. E igualmente en el Círculo de la Prensa (Valparaíso), Radio Cooperativa Vitalicia y en los teatros Lucerna (Santiago de Chile) y en los Teatros “Almaceda” y el “Tap Room Ritz
Justamente en Chile el trío Los Cantores del Trópico firmó el primer contrato para grabar discos RCA Víctor.

Naranjas dulces y otros éxitos

De la exitosa gira internacional Los Cantores del Trópico regresaron a Venezuela en diciembre de 1941 y continuaron cantando hasta fines de 1942, cuando se desintegró el grupo. Entre sus interpretaciones famosas grabadas en acetato figura el pregón Naranjas de Valencia, compuesto por Julio Morales Lara y María Luisa Escobar.
 El maestro Antonio Lauro, "una vez pasados los años de farándula juvenil, se convirtió en  maestro y compositor de guitarra clásica y produjo algunos de los valses venezolanos de fama mundial como su “Vals venezolano número 3. Este vals se convirtió años después en Natalia, que  el maestro Lauro dedicó a su hija en su cumpleaños.    
Pérez Díaz siguió ejecutando música popular e integró con su esposa Amalia el dúo “Amalia y Manolo”, el cual merece mención aparte, pues realizó una exitosa carrera hasta 1947, interpretando música criolla y latinoamericana por todo el continente. Luego el maestro Pérez Díaz dejó el canto y se dedicó a la enseñanza musical.
Maristany se mantuvo en el ambiente musical como elegante intérprete del género romántico, cantando por muchos años con el Trío Maristany, que formó, y más tarde fue solista de las orquestas de  Los Hermanos Belisario, Luis Alfonzo Larrain y con la Billo’s Caracas.
En esos años tuvieron figuración otros muchos tríos, entre ellos Los Juancheros, Trío Curarí, Trío Alegría, Trío Universitario, cuyos integrantes se iban de madrugada a cantar en las ventanas de amigas lindas, señoras y señoritas de su casa. Aquellos muchachos de entonces, que empezaron a cantar y a hacer música en los liceos de Caracas, Barquisimeto, Margarita y otros rumbos del país eran los primeros invitados a las veladas de entonces. 


marcotuliomaristany005002.jpg
La foto es con Amalia Pérez Díaz








1 comentario:

  1. Desde niños oíamos por la radio programas donde esas hermosas canciones venezolanas, cantadas por los "Cantores del Trópico", y por algunas otras buenas agrupaciones las que nos hicieron soñar. También siento que despertaron muchos talentos musicales que se han venido mostrando en todo nuestro país,

    ResponderEliminar