Páginas

miércoles, 20 de agosto de 2014

Escasez afecta 20 especialidades médicas, alerta AVCH





       Al menos 20 especialidades médicas estarían seriamente afectadas por la falta de los insumos médicos, equipos de alto nivel de especialización además de otras carencias, que dificultan la asistencia adecuada a los pacientes, denunció la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales.
       Con base en un estudio realizado por la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Avedem, los directivos de AVCH informaron que las especialidades en situación crítica son Cardiología y Hemodinamia, Hematología y Oncología, Medicina Crítica, Nefrología, Gastroenterología, Traumatología y Ortopedia, Pediatría, Neonatología, Urología, Cirugía Laparoscópica, Anestesiología, Medicina Nuclear, Radioterapia, Resonancia Magnética, Neurocirugía, Infectología, Gineco-obstetricia, Oftalmología y Laboratorio.
         De acuerdo con el informe, de un estimado entre 40 y 45 mil rubros que manejan las compañías afiliadas a Avedem, “35 mil tienen carencias, el 80 por ciento de estos productos presenta fallas absolutas; es decir, que no hay existencia en sus inventarios”.
Igualmente insumos básicos, equipos y repuestos con alto nivel de especialización; gasas, suturas, guantes, yelcos y solución fisiológica hasta radiofármacos, quimioterapia, stent coronarios, materiales de hemodiálisis, sondas y catéteres, en general.
         “La ausencia es generalizada”, revela el informe de Avedem, dado a conocer en rueda de prensa, en la cual estuvieron presentes la directiva de AVCH y presidentes de clínicas privadas, quienes asimismo plantearon que no quieren una respuesta política, sino una solución real de la situación, porque además se está vulnerando el derecho de la población venezolana a recibir atención médica de calidad y de manera oportuna.

         Suspenden cirugias electivas

          Denunció gremio que debido a la crítica situación  “en la última semana se ha llegado al extremo de que por falta de anestésicos inhalados se ha suspendido un número importante de cirugías electivas planificadas en la mayoría de las clínicas de Caracas y algunas del interior del país, restringiendo de esta forma, la actividad quirúrgica solo a cirugías de emergencia y a procedimientos que pudieran realizarse con anestesia endovenosa, situación, que en un alto porcentaje, es común tanto en el sistema público como en el privado”.
          Los directivos de AVCH subrayaron que “La toma de decisiones del alto Gobierno es urgente. Es necesaria la fluidez de las divisas y de los procesos de importación, incluida, la inentendible aprobación del certificado de no producción, emanado del Ministerio de Industrias, dado que el 90 por ciento de los insumos que utilizamos son importados”.
         También dejaron sentado que no quieren una respuesta política, sino soluciones efectivas.
         “No queremos una respuesta política. Esperamos una respuesta técnica y humanitaria en beneficio de los millones de enfermos que cada día dejan de recibir su tratamiento adecuado y en forma oportuna. De la misma forma como ven agravar su pronóstico y el incremento de riesgo de sus complicaciones o presentar un inesperado deceso al no poder ser atendidos con la calidad, seguridad e insumos para satisfacer su derecho constitucional a la salud y a la vida, consagrados en los artículos 83, 84 y 85 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela y, de la cual es garante el Ejecutivo Nacional.

Propuesta técnica

      “Quienes estamos aquí no somos políticos. Somos profesionales ligados a la salud con una trayectoria e historial de servicios, preocupados por los enfermos y por el rumbo que ha tomado el sistema de salud. Estamos dispuestos a continuar trabajando responsablemente con la mística y ética de siempre”, resaltaron.
        Los médicos hicieron “una propuesta técnica, a fin de trabajar juntos en el control de costos sin disminuir la calidad, enfocados en los enfermos como prioridad y como punto inmediato,  resolver a corto plazo el tema de la implantación de un mecanismo que otorgue fluidez al otorgamiento de divisas y a los procedimientos de importación, a fin de lograr la dotación de medicamentos y materiales que merecen los venezolanos”. 

       No mejora el enfermo

       En su comunicado, la AVCH puso de relieve que a esta situación de déficit se suma la regulación de precios a través de la Providencia Nº 294 dictada desde hace más de un año por la entonces Superintendencia Nacional de Costos y Precios, Sundecop, que se mantiene vigente hasta hoy sin tomar en cuenta la inflación ni las devaluaciones y estructuras de costos, “obligando a las clínicas a cobrar precios por debajo del costo en que incurrimos para realizar nuestro trabajo, impidiendo la reinversión en mantenimiento y actualización tecnológica”.
       A ello se agregan los efectos de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras, LOTTT, el retraso en los pagos y la creciente deuda global por parte de las instituciones del Estado, las aseguradoras privadas y personas naturales con un 15 por ciento de incobrabilidad.
        El cuadro lo completa lo que AVCH llama la saturación de pacientes, sobre todo, en los servicios de emergencia, que sobrepasan su capacidad de atención y la inseguridad que ha invadido a las instituciones de salud. “Todos estos factores contribuyen a aumentar los costos operativos y a disminuir la calidad de la  asistencia”, recalca el pronunciamiento escrito de AVCH.
       “Los médicos y las clínicas somos prestadores de servicio, -señala el comunicado de la AVCH-. No recibimos divisas ni somos importadores.  Pero para nosotros es indispensable que nos lleguen las medicinas y materiales para poder trabajar. De lo contrario, el sistema autosustentable, hasta hace poco tiempo a la vanguardia, al prestar un servicio de primera línea, a la par de los mejores del mundo, complemento natural del sistema público, está retrocediendo a la medicina que hacíamos al menos 30 años atrás.

Médicos del Hospital Universitario de Caracas



Pronunciamiento de Anauco
    El viernes 15 de agosto,  la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, Anauco, en representación de los pacientes y, en atención a denuncias de los usuarios de los servicios médicos, de los gremios de profesionales, del personal de los hospitales y clínicas y, por ser un hecho notorio la escasez de insumos médicos demandó ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, la revisión exhaustiva de los burocráticos y excesivamente lentos procedimientos de abastecimiento de medicamentos y productos médicos que en los momentos actuales es evidente que su ingreso al país es escaso para la alta demanda.

      

   






Hospital Clínico Universitario de Caracas
Patrimonio de la Humanidad



@ElbaRomeroLopez


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada