Páginas

domingo, 4 de mayo de 2014

Florentino Coronado, romancero del corrío



Cantaclaro y Quitapesares a un tiempo



Audio ROMANCERO DEL CORRIO ENEAS PERDOMO.mp3
Autor: DÁMASO DELGADO/Conjunto: CANDIDO HERRERA

Audio CANTACLARO JOSE ROMERO.mp3
Autor: ALBERTO ARVELO TORREALBA
CONJ. LOS LLANEROS DEL OESTE/ ARPA JOSEITO ROMERO

Audio RESUCITO FLORENTINO NELSON MORALES.mp3


¡Ah caramba compañero!
No lo puedo remediar
que acabe diciendo en verso
lo que empecé a conversar
(Alberto Arvelo Torrealba, Glosas al Cancionero)

       Se llamó Florentino Coronado. Fue un llanero de recia estirpe, genuino representante del llano venezolano y la llaneridad. Se le considera uno de los personajes legendarios más conocidos del folklore venezolano. Nunca se le conoció rival parado al pie del arpa cantando. Quitapesares le llamaron unos, Catire Quitapesares le decían otros.
      También le apodaban Cantaclaro. Eso fue por su garganta clarita para entonar los ritmos llaneros, que toditos los cantó al pie del arpa tramada, en aquellos bailes de antaño que duraban una semana y antes de terminar el parrando ya empezaban a correr las invitaciones para la próxima comilona y baile al son del arpa, el cuatro y las maracas. También al son de la bandola. Florentino fue un afanado arpista y se le tiene como autor de varios de los ritmos recios del joropo venezolano.
       En aquellos tiempos a la gente no le importaba “ajilarse” en burro, caballo, yegua o a pie, por esos rumbos llaneros, cuando todavía no había caminos, que se iban abriendo con el paso diario de los arrieros por las trochas que, a la par, ellos mismos iban haciendo.

Apure, tierra de garzas, ríos y copleros www.une.edu.ve

         

Coplero del llano adentro

CANTACLARO MARIO SUAREZ Y LOS NAIPES.mp3


         Florentino Coronado fue un recio contrapunteador que no conoció competidor que le aguantara el tañío ni su destreza en la improvisación. Dicen que nació en el Alto Apure. De la fecha de su nacimiento no se ha hablado. El dato más difundido es que vivió entre los siglos XIX y XX. Lo empezaron a nombrar por todos los rumbos llaneros cuando se conoció su fama de buen contrapunteador, y más renombre tuvo después de su encuentro con satanás, que Alberto Arvelo Torrealba sembró en el subconsciente colectivo en la famosa leyenda de Florentino y el diablo, pieza fundamental del folklore nativo y ejemplo por excelencia del canto a porfía.  
       El escritor Rómulo Gallegos lo hizo protagonista de Cantaclaro, la cuarta novela que escribió, publicada en España cinco años más tarde, en 1934). En Cantaclaro el ex Presidente Gallegos (15 de febrero al 24 de noviembre de 1948*) describe el  drama de Florentino Coronado y traza su esencia de llanero de a caballo, alegre, dicharachero, mujeriego, errante de los mil caminos del llano venezolano.
Malhaya el paso sombrío
que el limpio rumbo me corta,
aunque y por ti ¡qué importa
que se ponga guapo el río!
Que el lucero asome umbrío
y el arenal brille adverso:
yo te doy mi mundo terso
porque es de llanera boga
—si empecé luchando en soga—
que acabe diciendo en verso.

 Florentino fue poeta de a caballo, improvisador de la copla, el pasaje, el corrío y la revuelta, el primero presente en los bailes, cantor de musa fácil y coplero sin rival, zamarro y enamorado con gran éxito entre las llaneras. 
Aparte de estos atributos que se le atribuyen. el Catire Quitapesares fue, en esencia, un genuino representante del llanero. Anduvo errante por todos los rumbos del llano adentro venezolano, siempre acompañado de su arpa.

La realidad de Florentino

En Cantaclaro cuenta Rómulo Gallegos la verdadera realidad de Florentino Coronado, propietario junto a su madre doña Nico y su hermano José Luis, del hato El Aposento, posesión de la que quería apropiarse la autoridad regional encabezada por el coronel Buitrago.
La mayoría de los personajes de la novela Cantaclaro sirvieron de inspiración a los viejos compositores de Apure, comenzando por el personaje principal, Florentino, Juan Parao, Juan, el veguero, el doctor Juan Crisóstomo Payara, caudillo que en sus años mozos se alzó contra el régimen opresor del momento, entre otros. En Cantaclaro pinta Rómulo Gallegos la idiosincrasia del venezolano.  Y pinta bien el alma de Venezuela, preñada de indolencia, de injusticia social, ambición.
Y en medio de esta realidad, el hombre venezolano luchando contra la naturaleza para ponerla a su servicio, buscando su nacionalidad, en medio de la soledad, las penurias, la rebeldía. Buscando su propia identidad y vencer. Vencer siempre la adversidad, que para eso nació venezolano. Así, con ese carácter indómito, pinta Rómulo Gallegos al hombre venezolano.  


Apure, Médanos de La Soledad
Por aquí pasó, compadre, apuraito


El eterno Florentino

    En recuerdo de su personaficación de Cantaclaro en la afamada leyenda Florentino y El Diablo escrita por Alberto Arvelo Torrealba, en Acarigua, estado Portuguesa, el 11de abril de 1965, al arpista, cantante y compositor José Romero Bello le llamaron desde entonces El Eterno Florentino, y a su muerte, muchos cantantes y compositores llaneros le compusieron homenajes, dos de los cuales dejo aquí. ¡Disfruten esto! 





Referencias:

(*) Fue la primera vez en el siglo XX que el pueblo elegía por vía universal, directa y secreta a sus representantes.



3 comentarios:

  1. El famoso contrapunteo de FLORENTINO Y EL DIABLO, grabado por JOSE ROMERO BELLO y JUAN DE LOS SANTOS CONTRERAS "EL CARRAO DE PALMARITO", tiene dos versiones:

    La primera data de 1967, donde la porfía es contínua. La segunda fue editada 10 años más tarde interrumpiéndola en distintas ocasiones para narrar lo que se supone era el escenario en los distintos trechos del contrapunteo.

    En 1997 salió al mercado la segunda versión en CD.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Luxtel. La versión que tengo es la editada por el sello Velvet (LPV 1240), con el acompañamiento del conjunto LOS LLANEROS DEL OESTE, de José Romero Bello, al arpa su hijo Joseito Romero. En la cara A está la leyenda a dos voces (José Romero B. y Juan de Los Santos Contreras). En la cara B aparecen los temas ZUMBA QUE ZUMBA (de Julio C, Rodríguez, música del folklore, cantado por El Carrao de Palmarito y Romero; CORRIO (Música de Ignacio Figueredo y letra de J. Romero Bello), cantado por José Romero. El joropo NUEVO REGRESO, de José Romero, que canta él mismo. MIRANDO LA NUEVA OLA, joropo con letra de El Carrao y música del folklore. LOS MERECURES, letra del locutor guariqueño William Arveláez y música del folk. en la voz de J. Romero. Y CORINA, compuesta por El Carrao y en su voz.

    ResponderEliminar
  3. Las tres ediciones tienen el mismo número y contenido. Simplemente se diferencian por las breves narrativas en medio del contrapunteo, a partir de 1977.

    ResponderEliminar