Páginas

sábado, 7 de noviembre de 2015

Sin conjunto no hay música





 
Arpista José Archila


El maestro del arpa llanera, José Archila es apureño, nativo del pueblo de Elorza. Es arpista por tradición familiar y ha hecho el marco musical a muchísimos cantantes venezolanos reconocidos. Su maestría en la ejecución del arpa venezolana ha quedado probada en todos los certámenes musicales que se hacen en el país y más allá de las fronteras patrias donde se ha presentado. La crítica asegura que desde sus inicios su música se ha caracterizado por su estilo jovial. Dos de sus hijos también son músicos que le acompañan en el grupo Trabuco Archila

El Gabán Sabroso
Arpa: José Archila




Jesús Tenepe

Mi Bonito Araguaney

https://youtu.be/IgVavpN5dJ4
Autor e intérprete: Angel Avila
Arpa y Conj. Jesús Tenepe

Jesús Tenepe - Los Cuatro Venezolanos 

https://youtu.be/5v6A1Hu5Rjk



    Jesús Tenepe es hijo del arpista Alfredo Tenepe, iniciador de la Dinastía Tenepe y de quien heredó su hijo el arte al pie del arpa. El grupo de Jesús Tenepe lo integran él mismo en el arpa; Iván Arévalo, cantautor; Freddy Arévalo, solista; Juizen Bastidas, maracas; Francisco Ybirmas, cuatro; y José Linares, en el bajo. Jesús Tenepe tiene una larga trayectoria musical de más de 30 años tocando el arpa. 


Cuatristas 
Maestro HERNÁN GAMBOA




Elevó al cuatro a instrumento solista




Hernán Gamboa nació en San Tomé, estado Anzoátegui, en el año 1946. Dotado de un talento natural para la música, muy joven aprendió a tocar cuatro, guitarra y otros instrumentos de cuerda con su padre, Carmito Gamboa, trovador de renombre (cantante de comentarios sociales improvisados). Carmito trabajaba en la industria petrolera y viajaba por todo el país y por ello desde temprana edad Hernán tuvo contacto con muchas tradiciones musicales venezolanas.
Le dedicó más tiempo al cuatro que a la guitarra, instrumento que también toca de manera diestra, y prontamente se convirtió en arreglista e intérprete especializado. Su dominio de este instrumento es tal que inclusive ha desarrollado una técnica híbrida para tocarlo a la que se denomina “rascapunteo”, en la cual se combinan el llamado charrasqueo, muy característico del cuatro, con el punteo propio de la guitarra, así como acordes bastante complejos para lograr una sonoridad única y que, indudablemente, lo identifica.
Hernán Gamboa se le considera el solista de cuatro más destacado de Venezuela. Hernán Gamboa fue uno de los fundadores del conocido conjunto de música coral en contrapunto Serenata Guyanesa (1970), con el cual tocó el cuatro y cantó como barítono durante 15 años. A partir del año 85 se separó de esta agrupación y comenzó a actuar en solitario. 
Su desempeño como cuatrista elevó el cuatro al estatus de un instrumento solista de concierto y ha ampliado enormemente su potencial musical. Durante su carrera musical de 40 años Gamboa ha compuesto o arreglado más de 200 obras, ha hecho más de 35 grabaciones y ha tocado en más de 60 países de América, Europa y Asia. En Miami trabajó por varios años, hasta recientemente, como Agregado Cultural del Consulado Venezolano.
Entre sus trabajos recientes destaca la puesta en escena en el Auditórium del New Professions Technical Institute, de Miami, con el actor Franklin Virgüez, de la obra “La palabra sirve para algo todavía”, espectáculo dirigido por Roberto Stopello. En esta obra 20 poetas representados por sus creaciones, están presentes, gracias al talento de Gamboa, quien compuso la música original para cada uno de los poemas. 


Maraqueros



“Una sabrosa gaita que le escribió el maestro Omar Herrera a Ernesto Laya para su primer disco como músico solista. Incluida en el disco en la voz de varios artistas, entre quienes se encuentran Gustavo Aguado y el Pollo Brito.  Se llama “Suena Maraquero”. Se las traemos acá para que la disfruten en vivo con el Pollo Brito, Luis Fernando Borjas y sus amigos”.




Juan Ernesto Laya Carrasquero, El Paganini de las Maracas, por bautizo de Aldemaro Romero, es uno de los grandes maraqueros más reconocidos en Venezuela. Nativo de Valencia, estado Carabobo, Laya y sus maracas acaparan toda la atención del público asistente a un concierto clásico en un lujoso escenario y también en una fiesta llanera bajo un cobertizo de palma. Desde muy temprana edad manifestó su inclinación por la música, talento orientado por su abuelo Juan de Jesús Laya Meléndez. Su arte comenzó a evidenciarse desde muy temprano, cuando con apenas 10 años de edad acompañaba a destacados músicos como los Cuatro Venezolanos, Napoleón Sanabria, la cantante Dennys del Río y a Tomás de los Reyes y su grupo Cuerdas Venezuela.
En 1990 Layita, como también se le conoce formó parte del grupo La Maquinaria Llanera, integrado por José Archila, Gailaby Jiménez y Ramón Mota, con quienes realizó grabaciones con destacados cantantes de la talla de El Carrao de Palmarito, Simón Díaz, Reynaldo Armas, Rafael Montaño, Ignacio Rondón, Rogelio Ortiz, Jorge Guerrero, Luis Silva, Rummy Olivo, Teo Galíndez, Cristina Maica, José Gregorio Oquendo, Scarlet Linares, Francisco Montoya, Domingo García, Alejandro Rondón, Armando Martínez, Cheo Hernández Prisco, José Catire Carpio, el Cholo Valderrama y Mario Tineo, entre muchos otros. También participó en las giras del atardecer llanero en los años 1996, 1997 y 1998 y formó parte de los videos y las grabaciones de los discos de cada espectáculo.
En 1995 y 1998 fue invitado para representar a Venezuela en el Festival Internacional de Música Llanera de Villavicencio, Colombia, donde obtuvo el primer lugar como el Mejor maraquero. Posteriormente, en este competitivo y prestigioso encuentro se tituló como el Mejor maraquero de todos los tiempos, seleccionado entre todos los que han concursado y ganado allí. Ese título aun lo ostenta.
Desde 1997 pertenece a Ensamble Gurrufío y junto a sus integrantes ha recorrido y conquistado los más diferentes escenarios y su desempeño ha inspirado la composición de obras sinfónicas que tienen como solista las maracas. Sus admiradores recuerdan todavía su debut ante el gran público ocurrido en la celebración de los 15 años del ensamble, en el Teatro Teresa Carreño, cuando a sala llena abrió los dos conciertos tocando maracas.
Como solista y como integrante del Ensamble, ha grabado con músicos y cantantes internacionales de diferentes géneros como Bela Fleck, Konkie Hallmayer, Edwin Colón-Zayas, Abraham Laboriel, Don Grussin, Gilberto Santa Rosa, Aterciopelados, así como con artistas nacionales de la talla de la superbanda de Venezuela Guaco, Huáscar Barradas, Rafael el Pollo Brito, Alfredo Naranjo, Aquiles Báez, Aquiles Machado, Luis Zea, Paul Dessene, Claudia Calderón, Serenata Guayanesa, Franco De Vita, Servando y Florentino, Frank Quintero, Ramón Carranza, Ofelia del Rosal, Los Cuñaos, Barquisimeto IV, Raíces de Venezuela, Carota, Ñema y Tajá, Santoral, Francisco Pacheco, Ismael Querales y grupo de gaitas tradicionales Barrio Obrero, entre otros.
En 2008 la Asociación Venezolana de Intérpretes y Productores de Fonogramas (Avinpro) le entregó un reconocimiento por tener el record de más grabaciones registradas en el país: más 4 mil.




Este reconocido artista, integrante de Ensamble Gurrufío y poseedor del récord de mayor número de grabaciones para un músico venezolano (más de 4 mil), debutó como solista en la presentación de su primer disco compacto donde, acompañado de un grupo de invitados de lujo que incluye a estrellas de la talla de Cheo Hurtado, Los Cuñaos, el Pollo Brito, Huáscar Barradas, Eddy Marcano, Goyo Reyna, Carlos Nené Quintero y Diegoel Negro” Alvarez, demostrará la riqueza expresiva de un instrumento que, en sus manos, adquiere un protagonismo inusitado, gracias a su exuberancia técnica, talento, carisma y presencia escénica
Para la crítica y el público, la aparición de Juan Ernesto Laya, Layita, en el mundo musical marca un antes y un después en el universo de las maracas. En sus ágiles manos, ese llamativo instrumento de percusión adquiere dimensiones inusuales. Su dominio técnico y expresivo lo ha convertido en referencia ineludible para las nuevas generaciones de maraqueros, tanto de Venezuela como del exterior.




En Venezuela empiezan desde chiquiticos a abrirse camino






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada