Páginas

lunes, 21 de diciembre de 2015

Tradiciones de Año Nuevo: Tony Camargo


El Año Viejo

Me dejó una chiva, una mula negra y una buena suegra...


El Año Viejo
https://youtu.be/l2_uuh5u_68

El Negrito del Batey
https://youtu.be/Fj3Yi8-k_n4

Antonio Camargo Carrasco, conocido universalmente como Tony Camargo, es un cantante mexicano considerado uno de los íconos de la música típica americana. Él es invitado infaltable todos los años en todas las reuniones familiares de la nochebuena de año nuevo en todo el continente americano, cuando suena en las emisoras, en todos los aparatos y todos los tipos de reproductores de música– victrolas, gramófonos, pick up, otros viejos, reliquias de colección, nuevos y actuales- con su famoso El Año Viejo.
“Nunca pensé que tuviera tal trascendencia”, dice Tony Camargo, de ésta su interpretación más famosa, que él define como una canción “sobre la vida que puede ser plena en lo sencillo, con la buena suegra como remate, sin mensaje rebuscado o ‘garigoleado’, con una melodía pegajosa”. En El Año Viejo, Camargo une a dos países del continente americano, reafirmando que la música no tiene fronteras: la cumbia, género musical representativo de Colombia, con su particular estilo de interpretación que va acorde con su origen mexicano.



El Hombre Aparecido
https://youtu.be/MKiKpa7H6IM

Mi Cafetal
https://youtu.be/cBbLSidwF2U

La Llorona Loca
https://youtu.be/2aMZY40tHmU





Trilogía de países




Camargo grabó en México El año viejo, compuesto por el colombiano Crescencio Salcedo, luego que la escuchó en Caracas, la cual forma parte de su primer long play grabado en 1953, que hoy forma parte de las piedras angulares de la música tropical, y que desde su grabación se popularizó a nivel mundial por toda Sudamérica, Centroamérica, España, Estados Unidos, Brasil, Europa y Japón, en distintos idiomas.
Tony Camargo también trabajó en varias grabaciones discográficas de la Billo´s Caracas Boys, de Luis María Billo Frometa, basados en temas relacionados con el fin de año. El hijo de Manuel Camargo y Guadalupe Carrasco, quienes también fueron cantantes de profesión, nació en Guadalajara, en 1926. Se le compara con Benny Moré, El Bárbaro del ritmo, con quien compartió orquesta, escenarios y grabaciones (como en el caso de los boleros Esta nocheCorazón y Sin razón ni justicia, en los cuales Camargo es la primera voz).
A pesar de su presencia destacada en la música latinoamericana y a diferencia de Benny Moré, que ha sido grandemente homenajeado, Tony Camargo ha sido relegado a la indiferencia. Comenzó en 1942 con presentaciones en programas de radio, televisión, cine, teatros y otros escenarios de diversa índole. Su voz la paseó por todo México en giras nacionales y cientos de grabaciones, a lado de Agustín LaraMaría Victoria, Tríos Los Diamantes Los AsesLos Hermanos Martínez GilJosé Alfredo Jiménez, las orquestas de Dámaso Pérez PradoLuis Carlos Meyer, el introductor de la cumbia colombiana en México, y de Pablo Beltrán Ruiz, compositor de ¿Quién Será La Que Me Quiere A Mí?
Antonio Camargo Carrasco tiene una larga trayectoria musical que copó la escena melódica a partir de los años 50 como figura emblemática de una época dorada de la canción mexicana, cuya carta de presentación, El Año Viejo, es visto internacionalmente como un himno americano que se escucha desde aquellos años todos los fines de año.  Es el “himno” de todas fiestas decembrinas, desde México a la Argentina y en donde quiera que haya latinos de estos lares.
“La vida puede ser plena en lo sencillo”, es lo que pregona Tony Camargo, en El Año Viejo. Camargo tiene ahora 89 años de edad que transcurren con nostalgia de aquellos años de oropel y marquesinas iluminadas, de teatros, grandes hoteles, cines y aplausos, como superviviente de un México perpetuado en el recuerdo. Tony Camargo vive sus añoranzas en Mérida, la otrora Ciudad Blanca, en el estado de Yucatán.
Ahora es uno de los cantantes de la Orquesta del Ayuntamiento, a cargo de Carlos Uicab, con presentaciones semanales en la Plaza Principal, los parques Santa Lucía y Santa Ana, y el Centenario.  En su nostalgia y sus recuerdos siguen presentes los amigos de trayectoria musical que entonces desfilaron con él en las pasarelas de los iluminados salones de baile, del California Dancing ClubLos ÁngelesEl SmirnaLa FlorestaEl BrasilEl ColoniaEl AnáhuacEl Pavillón.
En Venezuela Tony Camargo comparte honores todos los 31 de diciembre con el cantante venezolano Néstor Zavarce (JadacaquivaPenínsula de Paraguaná9 de abril de 1936 – CaracasVenezuela27 de agosto de 2010y su interpretación más famosa, Faltan 5 Pa´las Doce, compuesta por el músico venezolano Oswaldo Oropeza, la cual suena el último día del año justo cuando va a terminar el año. Ya para esa hora de ese mismo día se ha bailado bastante con Tony Camargo y su cumbia El Año Viejo. México, Colombia y Venezuela unidos por una misma canción. 
“México, Colombia y Venezuela” era el nombre de un programa de radio que se transmitía en la mañana inmediatamente después que terminaban los programas matutinos de música venezolana. Es decir, que la relación de estos tres viene de muchos años atrás.

Presentes también siguen sus interpretaciones destacadas:

El año viejo (Crescencio Salcedo)
Hay un hombre aparecido (Víctor Cavalli Cisneros)
La Engañadora (Enrique Jorrín)
El negrito del Batey (Medardo Guzmán)
Bandolera (Víctor Cavalli Cisneros)

Año viejo  
entre otras muchas.





                                  
Todavía no olvida el año viejo 






Vivencias

A Tony Camargo lo llevó mi cuñado José Rojas ARAÑITA, a mi casa cuando visitó Venezuela por vez primera. Yo tendría como 12 años... Fue a unos carnavales a cantar con una orquesta donde mi cuñado tocaba el bongó. Luego, cada vez que iba a Caracas, pues pasaba por allá. Aún no se hacía famoso por su versión de El Año Viejo. Cumplía una de esas visitas en Caracas, como cantante en unos carnavales, cuando le avisaron que su esposa, en Mexico, la arrolló un automóvil y falleció. Tuvo que seguir cumpliendo con su profesión, alegrar al público asistente al club en el cual se presentaba. Así es el trabajo de los músicos... alegrar, no importa como se esté por dentro.



@ElbaRomeroLopez



No hay comentarios:

Publicar un comentario