Páginas

sábado, 26 de enero de 2013

Por mangas de Venezuela




[MUSEO VIRTUAL DEL COLEO DE AYER] 

LOS MEJORES COLEADORES DE VENEZUELA

Las mejores coleadas de Venezuela

Sigo Coleando y Cantando. Villamil Torres - YouTube

www.youtube.com/watch?v=v4iyCEfQYXsCompartir
26/01/2011 - Subido por jaimelasso81
Sigo Coleando y Cantando. Villamil Torres. Jaime Lasso M·20 videos. Subscribe Subscribed ...
(textual)
LOS MEJORES COLEADORES DE VENEZUELA HONOR A...  
Jose Alejandro Castillo
LOS MEJORES COLEADORES DE VENEZUELA
HONOR A QUIEN HONOR MERECE 25 - 01 - 1935 FECHA EN LA CUAL NACE DON HIRAN DURAN 

El Coleo.
Glorias de ayer, hoy y siempre 

Eternamente Recordado, Hiran Durán

       Remembrando en el pasado, inundan mi mente cardúmenes de recuerdos de épocas, que no viví, pero que me han contado, suelo a veces imaginarme asomado en una talanquera, por ahí en los años 50, viendo el espectáculo de Coleo en la antes manga tantas veces improvisada de bambú o madera de algún pueblo de mi país Venezuela, observando centenares de propios y visitantes amantes de los toros coleados en esas antiguas fiestas populares, disfrutando del libre transitar de sus calles de tierra, con la polvareda ardiente, un sol radiante y la música adecuada para el festejo.
  Puedo sentir la adrenalina, los nervios del coleador que con fuerza y agilidad en su mano envuelve la cola del pesado animal apartándose en el estribo y tumbando a la bestia, y capto inmediatamente buscando el recoleo a sus compañeros y vaya que batalla deben librar para ver a quien le queda la cola del toro.
   Entre luchar con los otros competidores y esquivando el gentío dentro de la manga, el panorama se torna rudo, mientras, me encuentro esperando al coleador y al caballo, ejecutores de tan extraordinaria (h)Azaña, al estrechar su mano veo cómo una hermosa llanera le coloca, como de costumbre, en esa época dorada del coleo un hermoso lazo al coleador, y veo cómo con gran orgullo el coleador le coloca a su caballo otro lazo similar, premiándolo por tan excelente actuación, lazo modesto, pero hecho y dado con cariño y pasión, pasión por este deporte que tiene tantos años de haber nacido en estas tierras venezolanas y que todo pariente de este terruño caliente, y no solo los llaneros porque el coleo nació en el llano, se regó por Venezuela y se extendió al mundo entero, lo sienten, cuidan, mantienen y aman como el preciado tesoro y legado que nos dejaron nuestros antepasados. 
     Es de notar que mi imaginación hace de las suyas, pero Amalaya! Haber existido por esos años.
    Emblemáticos coleadores de mucho renombre existieron hace algunos años atrás, en esa siempre recordada época de oro, unos aun viven hoy día, otros por cuestiones de la vida ya no nos acompañan físicamente, pero en cada corazón de cada seguidor y practicante del coleo se encuentran tatuados, como el hierro de una res que algún día se podrá ir lejos, pero esa marca le quedará para siempre, así los conservamos nosotros a ellos, como ejemplos de tradición, cultura y fervor nacional. 
    Allí entra con asombro la historia de un famoso coleador, que aunque nunca fue Campeón Nacional de Coleo, supo ganarse un sitial de honor en la historia de este deporte nacional, con sus múltiples extraordinarias apariciones por toda Venezuela en el lomo de su Fiel Amigo Ecuestre. 
   Hiran Duran, Aragueño oriundo de San Sebastián de los Reyes, población muy conocida por ser la cuna del Coleo en Venezuela ya que, hace más de 363 años tuvo su primera muestra cuando el Rey Carlos III en honor a su cumpleaños celebró con sus peones halando ganado por el rabo en el hermoso valle de San Sebastián. Este gran atleta coleador, nace el 25 de Enero de 1935, rodeado de densos cañaverales y teniendo como testigo el Morro tres picos, en estas tierras donde se desborda la fe y donde la Virgen de la Caridad venerada imagen Patrona del Coleo, de la FEVECO y de los coleadores del mundo permanece vigilante, atenta y siempre presta a recibir a sus feligreses todos los 22 de Enero de cada año. 
     Fue el menor de 3 hermanos, Sus padres, Doña María de Jesús Duran y Leoncio Prado. Su infancia transcurre en su pueblo natal. Empezó la práctica del coleo por pura faena llanera en la finca de Pan de Azúcar, pero no fue hasta 1959 cuando comenzó a ejercerlo profesionalment­e, representando al Distrito Federal en competencias nacionales ya residenciado en dicha dependencia. Sintió y amó al Coleo, dedico parte de su vida a ejercerlo, lo defendió y práctico hasta el último de sus días, fue un jinete de esencia, rápido, elástico, de buen pulso y sin miedo. Se caracterizó por ser un hombre humilde, generoso, cariñoso, respetuoso, dado con los amigos, muy familiar, criollo, muy autóctono, llanero de botas, sombrero y caballo; coleador de los grandes y buen compañero. 
    Cualidades que le dio el Dios Divino. Durante su adolescencia Hiran conoce a Olga Rodríguez en San Sebastián de los Reyes, poco tiempo después ella se muda y la ve de nuevo en San Juan de los Morros, sin caso alguno y al transcurso de un tiempo como predicción del destino sus ojos la encuentran nuevamente en una fiesta en la Capital de nuestro país y lo demás es de suponer, se casan el 31 de mayo del 1958 en la Ciudad de Caracas y de esa hermosa unión nacen 3 hijos: Hiran Duran, Alexis Duran y Dulce Duran conformando así una familia ejemplar junto a su amada esposa Olga Rodríguez de Duran. 
    El coleo envuelve una trilogía de jinete toro y caballo, el primero y el último se compenetran tanto que logran hacerse uno solo capaces de llevar y ejecutar obras de arte, para llegar a esto se necesita comunicación y tacto amoroso de una manera versátil entre el peón y el equino, es así como queda demostrada en arraigada gallardía la destreza del hombre al dominar al toro muy ágilmente, de ahí nace la frase “El caballo es el mejor amigo del Coleador”. 
   En todas y cada una de las coleaderas siempre la gente esperaba atenta desde el coso hasta el tapón su salida, en los lomos de su fiel compañero “El Caoba” caballo noble, manso y muy tranquilo, hicieron vibrar las talanqueras de Mangas de Venezuela, Los Teques, Parapara, San Sebastián, San Juan de los Morros, Maracay y Barquisimeto, por nombrar algunas. Sin dejar a un lado a “Canelo” caballo propiedad de su compadre Gilberto Peña, quien también lo acompañó en competencias Nacionales Importantes y de gran renombre.
   La década de los 70 viene con un lamentable hecho, la vida lo sorprende amargamente a sus cortos 33 años cuando recoleando el toro en los lomos de “Canelo” lo bocharon por detrás, se fue al suelo cayéndole el caballo encima y pegándole la cabeza a la talanquera en el primer día de competencia del Campeonato Nacional de Coleo Categoría “A” celebrado en San Felipe, Estado Yaracuy el 28 de Noviembre del año 1969. Motivo por el cual se suspende dicho campeonato por luto y se ratifica inmediatamente un artículo en el reglamento de la FEVECO el cual exige obligatoriament­e la utilización del casco a todos los coleadores en toda competencia de coleo.
    En su honor se le da su nombre a la Manga de Coleo Federada “Hiran Durán” en su pueblo natal San Sebastian de los Reyes, esta Manga en el año 2006 es mudada al Complejo Ferial San Sebastián Mártir de la misma población, quedando como una pista de 210 metros de longitud y tribunas con capacidad de albergar 4.000 personas, con caballerizas, aéreas verdes y excelente ubicación para el disfrute de todos los amantes de nuestro recio deporte. Allí han tenido ejecución importantes eventos millonarios de coleo y grandes Campeonatos de Coleo como por ejemplo la Copa FEVECO 2006 y el Campeonato Master y Sol de los Venados. 
    Hoy en día, toda la familia del coleo aun siente un profundo pesar por la desaparición física de este ágil atleta coleador que en nuestros corazones y nuestro pensamiento siempre estará presente eternamente. Anécdotas muchas, incontable días de gloria y celebración que no volverán pero que están intactas en la memoria de sus familiares, amigos y conocidos plasmadas en fotos en muchos lugares y mangas que recuerdan sus coleadas. Hiran Duran sigue y seguirá presente como un baluarte atleta reconocido por todos, su calidad humana y simpático espíritu alegre y de inspiración nos quedan y nos hace valorar aun más la vida y amar este autóctono Deporte Nacional, Los Toros Coleados.

Cada Final Nos Regala La Oportunidad De Un Nuevo Renacer”

   Agradecido de corazón con la Familia Duran, Señora Olga De Duran, que mi dios la cuide y la llene de bendiciones a usted y su hermosa familia, este un pequeñísimo homenaje, un regalo en memoria de su esposo, gracias por permitirme y hacerme llegar tan valiosa información en un relato biográfico hecho con mucho cariño y respeto.

Jose Castillo ( creador ).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada