Páginas

domingo, 5 de agosto de 2012

¡Esta tierra mía! Mujeres de nombradía en las mangas de coleo




Doña HERMINIA MIRABAL, dama vitalicia del coleo
Desde la tierra de los Arvelo Torrealba y Eladio Tarife

Coleadores afamados, primero las damas
Les toca el turno, señores. ¡Esperen!





FURIA EN LA MANGA
http://youtu.be/oooY5DGmR90




-¡Esperen! Y abran paso, señores.
         Las mangas de coleo en Venezuela no son coto exclusivo de los hombres embraguetaos que nacen y se crían en el llano adentro. Ni siquiera son un coto; y no se concibe una fiesta del coleo sin la presencia de la mujer venezolana.  La mujer venezolana adorna las talanqueras; con la sonrisa en los labios ayuda al sol a que brille más intensamente y es figura relevante en toda tarde de toros coleados.
         Exactamente no sólo adorna las talanqueras. Es mujer y es venezolana, un concepto amplísimo que remite a un sinfín de significados que no requieren mayor explicación, comenzando por el de “la mujer venezolana se embragueta” y echa pa´lante, sola o con un hombre al lado.  Echa pá lante.
         Decir MUJER VENEZOLANA es, en su concepto más amplio, el origen y el núcleo de la sociedad. Es la que pare y amanta, la que arrulla, la que canta los más dulces arrullos a sus hijos, la que se pone al lado del hombre y lucha con él. No es verdad que detrás de un hombre exitoso hay una gran mujer. Realmente, exactamente, es así: “al lado de un hombre exitoso hay una mujer”.
Es la que pare niños varones sexo masculino –tal como queda asentado en la partida de nacimiento: nació un niño varón, sexo masculino, o nació una niña hembra sexo femenino- y pare niñas hembras.
         Y qué hembras señores. Qué mujeres. Somos mujeres y somos MUJERES VENEZOLANAS. Sobran las palabras. Hay mujeres venezolanas coleadoras, que entran a las mangas de coleo, corren en tropel detrás del toro, agarran toro por el rabo y lo derriban en forma perfecta, les dan vueltas de campaña, doble vuelta de campana, hacen filo e´lomo, hacen coleadas efectivas. Saben de coleo.
Tumban al toro sin que el animal sufra la menor lesión. Tengo una duda. ¿Las mujeres venezolanas del coleo tumban al toro, o lo acuestan?  Y, ¿lo arrullan antes de que el astado caiga al suelo? No lo sé. Lo único claro que tengo es que se atreven y le manotean en la cara a los mejores coleadores de por aquí por estos rumbos.
-¡Vamos a ver quién se atreve!
         La presencia de la mujer venezolana en las mangas es definitiva. Hay una historia del coleo femenino. Es tal esta presencia, esta huella, que podría escribirse un libro con todas estas coleadoras. Da para una enciclopedia. ¿Alguien está escribiendo ya esa historia de las mujeres venezolanas coleadoras?

La Dama Vitalicia del Coleo

         Hablando de mujeres, desde hace muchísimos años una mujer venezolana empezó a marcar su huella en las mangas de coleo y a su pasó levantó un polvero y lo sigue levantando. El propio polvero de las tardes de toros coleados.
         Su nombre es HERMINIA DE LA PAZ RIVAS DE MIRABAL, declarada y refrendada oficialmente La Dama Vitalicia del Coleo y popularmente es Doña Herminia Mirabal.  Nació en Libertad de Barinas, llano adentro, donde aprendió a caminar casi al mismo tiempo que comenzó a acariciar y jugar con los caballos.
         Entró a las mangas en la propia tierra de los ARVELO TORREALBA y de don ELADIO TARIFE, que es igual a decir llano, tradición y copla, los tres elementos presentes en la fiesta del coleo. Cambio las muñecas por los caballos.
“Ella confiesa no haber sabido jugar con muñecas; por otra parte su amor por los caballos la llevó desde niña a vincularse con algunos animales que en tardes de coleadera recibían hospedaje en su casa, y la niña Herminia les atendía y cuidaba, al punto de dialogar con ellos entre que les servía pasto y agua… es claro que para los años 40 no había alimentos concentrados…”, quedó asentado en la entrevista que se le hizo en  http://www.tupotro.com,
-El coleo fue un sueño que nació conmigo, no supe jugar con muñecas, pero si tenía mucho amor a los caballos, los acariciaba, hasta que llegó el momento que les hablaba, los atendía cortándoles pasto o malojo, porque no existían en aquel tiempo el alimento. El patio de mi casa era el alojo de los caballos de los coleadores de aquel tiempo, agregó en esa entrevista la Dama del Coleo Vitalicia, Doña Herminia Mirabal.
“7-Quien la bautiza como la dama del coleo?
R: Voy a especificarle, eso fue en la ciudad de San Cristóbal en el año 1998 por los miembros de FEVECO; en San Fernando de Apure en el año 1999; en San Cristóbal nuevamente en el 2001; en Cagua en el año 2003, repito en San Cristóbal en el año 2004 y en San Sebastián de los Reyes me otorgó la FEVECO el título Dama del coleo vitalicia,  el  11 de febrero del año 2006”.
De lo anterior se puede decir que esta nombradía de doña Herminia Mirabal como Dama del Coleo Vitalicia es algo así “dado, sellado, firmado, refrendado…  Publíquese”, como si de un documento oficial se tratase.

Cintas y lazos en tardes de toros coleados

A lo largo de su trayectoria por mangas de Venezuela se le han hecho muchísimos reconocimientos la Dama del Coleo Vitalicia.  Hasta el momento son 22 homenajes nacionales e internacionales en cada uno de los pueblos y grandes ciudades incluyendo su pueblo natal Libertad de Barinas. Recientemente el Alcalde de la Ciudad Marquesa, Julio Cesar Reyes y demás miembros de la Cámara Municipal le entregaron la Condecoración Orden Ciudad de Barinas en su Primera Clase.
         La Dama del Coleo Vitalicia tiene más de 50 años casada con su amantísimo esposo don José Manuel Mirabal, y en el hogar que formaron nacieron 6 hijos, que aumentaron la familia con 17 nietos y 7 bisnietos. Además tiene 1940 amigos en su cuenta de Facebook.
         Era una adolescente cuando puso la primera cinta en la espalda de un coleador.  “Esto comenzó cuando era una adolescente, fue un sueño, una ilusión hecha realidad, haciendo mis primeras cintas con madejas de tejer, y con flores de una mata llamada ramillete de novia y primer beso, donde se las colocaba a los coleadores después de terminar el turno que eran de ocho (8) coleadores”, recordó doña Herminia Mirabal en la entrevistada antes citada.
--Fue en el año 1956 si mal no recuerdo, que di mis primeras cintas a los coleadores: Pepe Hernández, Chango Gorrin, Atún Tapia, Gustavo Angarita, Celestino Baudin y Ricardo González en una tarde de toros en mi pueblo natal Libertad de Barinas. No manifesté que esta ardua tarea la haría por siempre pero mis sueños los vi hechos realidad solo Dios sabe hasta cuándo.
-Su palabra vaya adelante doña Herminia. Total, usted es la Dama del Coleo.
         Sigamos aprendiendo de la fiesta criolla del coleo.  ¿Qué significa una cinta? ¿Por qué a los coleadores les gusta acumular cintas en una tarde de toros coleados?
         “La cinta o el lazo, es un símbolo, una tradición de muchos años que no ha dejado de permanecer en las mangas. Representa en el coleo el trofeo más codiciado por los coleadores (as), al efectuar coleadas efectivas. Amigos es verdad que hoy en día las mangas de coleo han sido mejoradas, pero los coleadores (as) no han dejado de soñar y desear encontrar en las talanqueras aquella dama cargada de cintas multicolores muy llamativas y vistosas en las talanqueras”, respondió doña Herminia Mirabal en aquella entrevista.


-En las tardes de toros coleados, las mujeres más lindas de las talanqueras prenden la cinta en la espalda del coleador más osado, y ¿quién prende las cintas en la espalda de las mujeres coleadoras?
 Materia pendiente.


Si de canciones se trata:



DESDE EL COSO HASTA EL TAPÓN
(CHEO HERNANDEZ PRISCO)
http://youtu.be/NvQzPRdOLwk


VOY A VOLVER A COLEAR
(CHEO HERNANDEZ PRISCO)
http://youtu.be/V9fUzS-AXZ4

ASI SE COLEA EN MI TIERRA
VOZ:

  • VILLAMIL
  •  
  • TORRES


  • http://youtu.be/qWjVOpdny_E

    LA MUERTE DEL RUCIO MORO
    (REYNALDO ARMAS)
    http://youtu.be/ax4KCpfoPRg

    COLEADOR SABANERO
    (JULIO PANTOJA)
    http://youtu.be/5w8EiS8vbCA



    Investigación y texto:
    Elba Romero López


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada