Páginas

domingo, 3 de noviembre de 2013

Compositores: Pedro Felipe Sosa Caro


Inmensa cual la llanura es la rima de mis versos,
por el amor infinito de mi tierra, esta la que llevo dentro.
Mi llano, sus campos y potreros, sueños de estampa llanera cual alcarabán en vuelo, sufriendo su amarga pena, por su ingrata garza blanca la que le dejo el garcero, va gritando en la llanura son mentiras, yo te quiero, soy fiel como la campirana, esa que enciende luceros, agarra de los cocuyos en la oscuridad del cielo, mil estrellas y ponla que bendigan tu sendero y escucharas en la brisa oírme decir te quiero


Vestida de Garza Blanca
(canta: Cristóbal Jiménez)
http://youtu.be/81UPjgLRUss

Alcaraván Compañero
(versión Freddy Salcedo)
http://youtu.be/OtYaAOnEyr4

PEDRO FELIPE SOSA CARO nació el 21 de enero de 1933, en Tame, localidad del Departamento de Arauca, Colombia. Sus padres, naturales de Barinas, fueron exiliados por la dictadura de Juan Vicente Gómez, trasladándose a Tame, pueblo de la antigua provincia de Barinas.
Su primera infancia transcurrió entre los dos países. Tempranísimo, a los 8 años de edad, empezó a aflorar su musa y desde entonces dijo a componer canciones, poemas y  versos. Así es por aquí en el llano venezolano. Los compositores vienen con su musa bajo el brazo y los cantantes empiezan de mañanita en su vida a soltar la voz, no sólo de Ortiz a Santa María, sino a campo traviesa por todas las llanuras venezolanas.
Buen guitarrista, Pedro Felipe Sosa Caro usaba su guitarra para componer sus canciones.  Al igual que otros buenos compositores y músicos de su generación,  PEDRO FELIPE SOSA CARO creció oyendo la música de Juan Vicente Torrealba, de Ignacio Indio Figueredo y las interpretaciones de Ángel Custodio Loyola, Rafael Montaño, Mario Suárez, Marisela, la primera voz femenina del conjunto Los Torrealberos. También, los versos de Germán Fleitas Beroes, entre otros muchos famosos de la época de esplendor de la música venezolana.
-Pertenezco a la generación de venezolanos que creció oyendo música criolla, en las arpas del Indio Figueredo y de Juan Vicente Torrealba, y en las voces de Loyola, Marisela, Mario Suárez y Rafael Montaño. Veníamos del Liceo... inmersos en la Venezuela de Gallegos, de Andrés Eloy Blanco, de Picón Salas (...) y en la calle nos esperaban los aires de un país que luchaba por defender su autonomía espiritual, recordó el gran compositor en una ocasión. 
Evocando con satisfacción aquellos años de liceísta, que ya se había alargado los pantalones, el autor de Vestida de Garza Blanca –uno de sus más grandes éxitos discográficos- contó que “era el tiempo de la penetración intelectual a todos los niveles y del esfuerzo que libraban en todos los frentes, hombres y mujeres por mantener los rasgos de la identidad nacional. Freddy Reyna desde su cuatro; Alirio Díaz y Rodrigo Riera desde sus bandolas; Mateo Manaure, Carlos Cruz Diez y Jesús Soto”.
También está en sus recuerdos Yolanda Moreno, la afamada bailarina del pueblo venezolano, quien por aquellos años andaba en el escenario teatral.

En alas de garza blanca y alcaraván

Pedro Felipe Sosa Caro

En la inacabable musa de Pedro Felipe Sosa Caro destacan dos grandes composiciones que lo ubican en puesto notorio en el pentagrama musical venezolano –y también en el de Colombia-, Vestida de Garza Blanca y Alcaraván Compañero, las dos más celebradas y más grabadas por las mejores voces de aquí y de allá al otro lado del Arauca vibrador.
Montada sobre estas dos composiciones llanerísimas la música del llano adentro volvió a oírse bastante en las radioemisoras en voces masculinas y femeninas. Al igual que otras criollas famosas anteriores en el tiempo, ambas piezas han sido grabadas por muchos cantantes dentro y fuera de Venezuela. De forma similar también al gran éxito La Garza y yo, del compositor Aldo Márquez.
Teniendo el llano como inspiración, Pedro Felipe Sosa Caro tejió los versos de más de 300 temas en los cuales retrata la llanura venezolana y describe el amor del llanero, expresando en sus letras su propio amor hacia ese paisaje. “me enamoré de la tierra”, confesó en una corta entrevista que se le hizo. 

Versos para las novias de los amigos

Durante sus estudios en la Academia Militar PEDRO FELIPE SOSA CARO escribía versos para que sus compañeros los entregaran a sus respectivas novias. Cobraba un “fuerte” (cinco bolívares) por cada poema. La carrera militar la ejerció hasta el grado de teniente coronel.
En el medio militar conoció al cantante Edgar Gurmeitte, quien fue el primer vocalista venezolano que grabó una composición suya: Laguna de Pan de Azúcar.
       Gurmeitte, quien ya era un gran cantante conocido le brindó la oportunidad de hacer conocida su obra. Un día le escuchó una de sus canciones acompañándose con la guitarra y le pidió que le diera una canción para él grabarla. Esa primera canción fue Laguna de Pan de Azúcar.
“Dentro de ese ejército había un soldado. Cuando lo conocí me sabía de memoria muchas de sus canciones (...), nos hicimos amigos para siempre...”, recordó en una ocasión Pedro Felipe Sosa Caro.  

Las mejores voces
 La obra de Pedro Felipe Sosa Caro anda en los labios del pueblo y de los más reconocidos cantores, entre quienes figuran Edgard Gurmeitte, Reina Lucero, Cristóbal Jiménez, Simón Díaz, Luis Silva, Dennys del Río, Anita Morillo, Nancy Galbán, Cristina Maica, Tito Ramón, Donoso Rodríguez, Iris Camacho, Freddy Salcedo y Luis Silva, entre muchos otros del patio, porque fuera de Venezuela cantantes y grupos famosos, como el Mariachi Vargas, por ejemplo, igualmente graban sus composiciones.  
Aparte de sus canciones, Sosa Caro también ha escrito libros, de los cuales Glosa y Soneto, Cancionero y 80 éxitos de Pedro Felipe Sosa Caro, figuran en la literatura costumbrista venezolana.
         Entre otras canciones suyas hay que mencionar:

Grabadas por Dennys del Río:
Ruego   
Soñar no cuesta nada
Tu Recuerdo
Grabadas por Reyna Lucero
Cuéntame          
Perdóname
Son Mentiras
Nancy Galván
Bienvenido

Alcaravan Compañero
http://youtu.be/ImajTomf71Y
Versión internacional
Elba Romero López


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada