Páginas

domingo, 10 de noviembre de 2013

Escuela de Chacao, músicos de la colonia 2/2


Escuela de Chacao 

José Angel Lamas

· 
00:00:1900:05:04


Los principales representantes de la Escuela de Chacao fueron el presbítero Pedro Ramón Palacios Sojo y Gil de Arratia, conocido siempre como el Padre Sojo, nació en la “Hacienda Sojo”, propiedad de su familia, cerca de Guatire, el 17 de enero de 1739. Pertenecía a una de las más distinguidas familias de Caracas, la que tenía cuantiosos bienes de fortuna y una bien cimentada tradición de aficiones culturales, en especial de la música.
Tuvo un hermano, llamado Feliciano como su padre, y ese Feliciano fue el abuelo materno del Libertador Simón Bolívar. (Calcaño, 1980).  El Padre Sojo tuvo una formación musical sólida y de alto nivel, ya que una de sus tareas era la de servir como asesor a la Tribuna Catedralicia en asuntos de música. Fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1762.
A partir de 1763 se dedicó a fundar en Caracas la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, distinguida en Italia por la inclinación musical de sus congregantes y cierta liberalidad en sus basamentos.
Su labor, por lo tanto, fue a la vez integradora y formativa; si no fue el fundador de la música en Caracas, como lo han dicho, fue su mayor propulsor, y al aglutinar aquellos elementos dispersos, y al sistematizar la enseñanza, haciéndola accesible a los jóvenes, realizó la obra más grande del mundo musical en toda la América de entonces.
Cayetano Carreño constituyó con José Ángel Lamas y Juan Francisco Meserón, alrededor de Alejandro Carreño, un círculo diferente al que existía en torno a la figura del Padre Sojo. Cayetano era hijo natural de Alejandro Carreño, al igual que su hermano Simón Rodríguez. Nació el 17 de agosto de 1774 y a los 15 años de edad ingresó a la catedral como niño cantor.
En 1792 ganó el concurso de oposición para maestro de la cátedra de canto llano de la Universidad de Caracas, obligación que ejerció durante un año. En 1796 recibió el cargo de Maestro de Capilla, el cual ejerció hasta su muerte el 3 de marzo de 1836.
José Ángel Lamas, nacido el 2 de agosto de 1775, siempre estuvo al lado de Carreño, desde su incorporación a la Tribuna Catedralicia. Fue Alejandro Carreño el encargado de instruir en la música al joven Lamas, quien ya en 1791 ejercía el cargo de tiple en la tribuna hasta que en 1796 se le nombró bajonista. En 1801 escribió su obra más famosa, el Popule Meus, dedicada a la catedral. Su vida estuvo signada por la pobreza y las penurias, hasta su muerte en Caracas el 10 de diciembre de 1810.
Juan Meserón (1779-1842) fue uno de los discípulos de Juan Manuel Olivares, en la Escuela de Chacao. Dominó varios instrumentos musicales, pero se especializó en la flauta y llegó a ser el mejor flautista de su época. También fue compositor, en especial, de música religiosa, e hizo algunas modificaciones a la orquesta colonial para adaptarla a sus composiciones.

908Reprod.

Se estableció en Petare cerca de 1820 y allí desempeñó su labor pedagógica musical. En 1824 preparó y publicó, en la imprenta de Tomás Antero, el primer libro de texto de enseñanza musical en Venezuela, titulado “Explicación y conocimiento de los principios generales de la música”.
La Escuela de Chacao jugó un papel fundamental en la formación de los músicos durante la colonia, cuya influencia trascendió en el tiempo y aun después de varios siglos sigue siendo punto de referencia obligado cuando se buscan los orígenes de la música en Venezuela.


Los Carreño:
     
                  Cayetano Carreño  Manuel Antonio Carreño
Simón Carreño Rodríguez, por un disgusto 
renunció al apellido Carreño



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada