Páginas

domingo, 23 de noviembre de 2014

Locos y locainas





ZARAGOZA PIO ALVARADO.mp3 3.1 MB
EL PICARO LOS GOLPEROS DE EL TOCUYO.
EL BURRO DE LA MANEA PIO ALVARADO.mp3 
EL BARBERO PIO ALVARADO.mp3 A


Las Locainas o Fiesta de los Locos es una tradición milenaria que se arraigó en Venezuela desde que desembarcaron en América traídos en los barcos españoles. Su origen es europeo, desde donde recalaron en el llamado Nuevo Mundo, aunque por aquí también llegaron vestigios de esta fiesta desde el Lejano Oriente y desde Persia, en el Oriente Medio.
Los griegos y los romanos ya sabían y celebraban la fiesta de Los Locos, que ellos llamaban Saturnales o Saturnalias. En Francia también celebraban La Fiesta de Los Locos, ocasión en la cual los jóvenes se vestían de mujeres o usaban ropas al revés, mofándose de sus semejantes. Era una mezcla de ritos paganos y religiosos que generalmente degeneraban en serios excesos, lo que obligó a prohibición y más tarde hubo que reglamentarlas o limitadas.
Oculta tras máscaras y al son de la danza la gente pagaba promesas. Durante mucho tiempo estuvo asociada a ritos agrarios, en lo que no estuvo excluido, como en Alemania, la flagelación, reseñan los cronistas de la época.
Esta manifestación cultural pagano-religiosa es tan vieja, que algunos historiadores dejaron escrito que viene desde la baja Edad Media. En España se dice que “es fiesta bastante antigua” y en ella participan viejos y mozos. En Cáceres, Extremadura, Zaragoza y otros lugares españoles los jóvenes recorren las calles “para molestar a la gente”.
Los Locos son doce, más una loca, quien en realidad es un robusto muchacho con zagalejo y chaquetilla, grandes pulseras y zarcillos de latón dorado, escribió Luis Alfredo Valles Silva, en una investigación que hizo. Ellos viven 24 horas de locura, bailando, saltando, brincando, cantando, sonando las castañuelas, vestidos con trajes muy coloridos. Por la noche terminan el jolgorio con un banquete, despidiéndose hasta el próximo año.


Herodes y el Niño

Los Locos es en realidad una recreación del pasaje bíblico de Herodes Antipas y los Santos Inocentes. La Iglesia católica lo convirtió en una alegoría de lo dicho por el Profeta Mateo: “Después de que partieron los magos, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto, quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes buscará al niño para matarlo”.

Locos, Locainas y Zaragozas en Venezuela

Los días 27 y 28 de diciembre se celebran en Venezuela los Locos y Las Locainas, fiesta religiosa que el indio y el negro (el blanco se pinta de negro para la ocasión) interpretan a su entender y de acuerdo con su gran imaginación. Eso explica la variedad de versiones para disfrutar esta tradición decembrina que se observa en el país.
Lo verdaderamente importante es que todos los participantes disfrutan la festividad, mezclando lo humano y lo divino, lo religioso con lo pagano, el humor y la diversión.
Cada región adaptó esta festividad a sus costumbres y el Día de los Santos Inocentes se les conmemora en las distintas comunidades de acuerdo con su forma de ver esta tradición:
·       Lara Los Zaragozas, de Sanare,
·       Monagas el Mono de Caicara,
·       Miranda, Los Boleros,
·       Vargas, el Gobierno de las Mujeres 
·       Falcón, Los Locos de la Vela
·       Yaracuy, Los Locos de Santa María de Cocorote

       En estas celebraciones se desborda la alegría, participa toda la población, en dos jornadas que combinan algarabía, alegría, el baile y la música, envueltos en un derroche de colores en la vestimenta y en los rostros felices. Los rostros se esconden tras las máscaras, el disfraz multicolor, para recordar con mofa la locura de un rey y su frustrado intento de truncar la vida del Niño Dios, pero entre el fervor religioso y la chanza ligera, siempre estará presente  la alegría que caracteriza al venezolano.






  





              





@ElbaRomeroLopez








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada