Páginas

jueves, 20 de noviembre de 2014

San Benito festejará hasta enero





GAITA NEGRA QUINTO CRIOLLO.mp3 
TAMBORES CHIMBANGLES.mp3  (*)

Entre los meses de octubre y enero se festeja a San Benito en diversos lugares de los estados Zulia, Mérida, Táchira y Trujillo. La Fiesta de San Benito es una de las más firmes devociones cristianas de Venezuela. Es esencialmente una celebración característica de la región occidental, donde tiene carácter popular por la gran participación del pueblo en esta manifestación cultural.
San Benito, Patrón de Palermo, también conocido como El Moro, era hijo de negros esclavos manumisos. Nació entre 1524 y 1525 en el pueblo siciliano de San Fratello y murió a finales del siglo XVI (1589) en la ciudad de Palermo. Su culto se extiende por las comunidades de los descendientes de esclavos negros americanos, aunque lo veneran negros, blancos, moros y cristianos.
En Venezuela el culto a San Benito de Palermo se realiza en muchas regiones de la geografía nacional, pero en el estado Zulia, especialmente en el sur del Lago de Maracaibo, es donde se le festeja con mayor fervor, devoción y colorido, siendo multitudinaria la participación del pueblo. Los zulianos se esmeran en elaboración del ritual.
Y en Trujillo le hacen competencia al Zulia en devoción y esmero en la preparación de las festividades en honor a El Moro. Sus fiestas patronales tienen su momento culminante los días 27 y 28 de diciembre y finalizan el 6 de enero.



Este es un culto de vieja tradición que se celebra cada año en Bobures, Gibraltar, Cabimas, Lagunillas y Palmarito, en el estado Zulia; Chachopo, Timotes, Mucuchíes y Mucurubá, en el estado Mérida, mientras que en el estado Trujillo celebran esta fiesta en Valera, Mesa de Esnujaque, Motatán, Betijoque, Boconó, Granados y Sabana Grande.
Cuenta la tradición que San Benito apareció en forma de estatuilla en un lugar conocido como El Llano de Balsa, en una casa en ruinas, de donde fue trasladado a la iglesia de Mucuchíes, donde se retocó la imagen. San Benito es el santo negro, compadre del creyente y del vasallo, a quien se le rinde culto, se le quiere, se le pide y se le festeja para celebrar la libertad de los esclavos.
Este culto muestra la fusión entre los rituales católicos y las ceremonias que celebraban los africanos en honor a sus ídolos, pues el San Benito que se festeja en Venezuela, bailador, enamorado, parrandero y bebedor, es distinto al casto y dulce santo que trajeron los españoles.

Vistiendo y bailando al Santo




Al San Benito que se festeja en Venezuela se le asocia con la libertad, las fiestas, las bebidas y el gusto por las mujeres y se le atribuyen muchos milagros, como la curación de enfermos, protección de las cosechas y prosperidad económica. Sus devotos le pagan las promesas ofrecidas, porque cuentan que San Benito castiga a quienes incumplen sus ofrecimientos, después que han conseguido la gracia pedida.
Durante las festividades, los devotos de San Benito lo sacan en procesión después de la misa, por las principales calles de la población, en una carroza adonada con telas y flores y lo van bañando con ron. Las distintas cofradías o sociedades se reúnen en un sitio especial, donde ofrendan al santo con alegres danzas, vestidos con trajes multicolores y tocados primorosamente elaborados para la ocasión.
         Los niños son activos participantes de los festejos a San Benito, y para la ocasión visten capas, de forma similar a la imagen, cuyo rostro y manos están pintados de negro, lleva una sotana azul y un sombrero de paja, cada vez que se le saca en procesión. De esta manera se refuerza la devoción al “Santo Bonchón”, propiciando la participación infantil. Realmente en las festividades de San Benito participa toda la familia, todos los habitantes del lugar.

La música de San Benito


Procesión de San Benito en Yaracuy

(Sangorongomez es una parte de la suite musical coreográfica en honor a san Benito, con origen en el pre renacimiento, grabado en Palmarito, estado Mérida, en 1968. También se le llama chimbanquelero y se canta en la procesión del santo)

          
      La música que acompaña el culto al Santo Negro es muy variada, de acuerdo con la región del país donde se celebra e incluye gaitas, golpes de tambor, invocaciones y novenas, entre otras formas musicales.
El festejo a San Benito se acompaña con dos tipos de cantos:
* la novena, el cual se entona antes de iniciarse el toque de tambores;
* y otro que se canta durante la procesión con acompañamiento de diversos golpes de batería de tambores. Son los famosos chimbángueles, los cuales se caracterizan por una rica polirritmia, que se observa en los distintos sones, conocidos como agé, chocho, chimbanglero, misericordia y sangorongó.
Las gaitas de tambora que se mantienen hasta nuestros días con múltiples variaciones, son ejecutadas esencialmente por las mujeres de esos pueblos en la madrugada del 27 de diciembre, día de San Benito. Sus ritmos, venidos de los ancestros africanos, evolucionaron, siguieron mezclándose e influyeron decisivamente a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX en los antiguos parrandones zulianos, que han derivado en la gaita zuliana moderna.
En el municipio de Perijá, por ejemplo, se interpreta la Gaita Perijanera para celebrar las fiestas de San Benito. Este género está compuesto por una suite de cuatro especies musicales:
·       gaita,
·       sambe,
·       guacharaca y
·   chimbanguele, que se acompañaba con cuatro, maraca, charrasca, tambora y furruco

Este ritmo de gaita ya no se toca en la actualidad. Antiguamente se tocaba en las fiestas populares tradicionales de los municipios perijaneros, en diciembre y en enero, en honor a San Benito, para bailarla en las casas de familias devotas como pago del cumplimiento de una promesa.
Algunos conocedores de este género sostienen que Los Chimbángueles, expresión músico teatral popular con que se ofrenda al Santo Negro, posiblemente sean una síntesis producida en tierras venezolanas de antiguas culturas africanas de diversas y desconocidas procedencias.

Reunión de chimbángueles en honor a El Moro




San Benito, o El Moro, también tiene sus devotos en el estado Trujillo donde es venerado con mucho fervor el 25 de diciembre en Betijoque y localidades como Pampán y Monay. Trujillo precisamente, desde hace algunos años se ha convertido en punto de encuentro para festejar las fiestas del santo negro en las fechas 22 y 31 enero, cuando convergen los diferentes santos de los municipios del Zulia y el estado Trujillo, llegando a reunir hasta 10 chimbangles.
En el municipio Motatán se realiza cada año una popular romería, como conclusión de la ceremonia del Aniversario de este lugar (2 de septiembre) y durante la misma agrupaciones tamboreras de todo el estado y de regiones vecinas se juntan y realizan un recorrido por las principales calles.

La veneración a San Benito en esta población incluye además el toque de tambor en otras fechas. Existe una capilla denominada San Benito y en las iglesias católicas se incluye un altar a este Santo. También se consigue la imagen de este Santo en el Escudo de Armas oficial del Municipio, e igualmente se le menciona en la letra del Himno Oficial



       
www.youtube.com                             cantatinajas.blogspot.com




Referencias:
(*) Del LP Danzas y Cantos Afrovenezolanos


@ElbaRomeroLopez





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada