Páginas

sábado, 22 de noviembre de 2014

El araguato rezador y Jesucristo



Cuento Pemón

El araguato rezador que se encontró con Jesucristo
(ARAUTA TEPUlREMASEN, JESUKRISTO)


arauta tepuiremasen


Había un viejo araguato rezador que rezaba cada día antes del amanecer, subido sobre un árbol muy alto. Cierto día se bajó (después de rezar) y pasando de un bosque a otro, al pasar por la sabana, se encontró no supo con quién, que estaba arrodillado rezando.
         “¿Por qué estás así?”, le preguntó el abuelo araguato.
-Estoy rezando, le contestó el que estaba arrodillado, al viejo araguato.
         Entonces el abuelo araguato después de mirar y remirar al que estaba rezando, le preguntó
-¿No eres tú Jesucristo?
-Sí; yo soy Jesucristo, le respondió el que estaba rezando.
         Pero el araguato le volvió a preguntar: “Y cómo es que siendo tú el hijo de Dios, como un pobrecito, arrodillado e inclinado estás rezando?"
-Sí, le respondió Jesucristo; porque siendo Hijo de Dios, soy también hombre. Por esto soy también como un pobrecito.
         El araguato volvió a decirle: “No digas así; no reces así puesto en  tierra como un pobrecito; al contrario, igual que yo, reza subiendo a un árbol muy alto”.
         -No, le contestó Jesucristo; no es esa la costumbre de los hombres; ellos no se suben a las ramas de los árboles para rezar; ellos no son raza de pájaros ni de araguatos; ellos rezan solamente puestos en tierra.
         Pero el araguato le volvió a decir a Jesucristo, apremiándolo: “Si te subieras arriba tu palabra (tu rezo) se oiría muy bien”. Pero Jesucristo no le hizo caso.
         Entonces el araguato se fue, se subió a un árbol alto, se puso a cantar, diciendo: “Así, de esta manera”.  Estando allí lo arrancó un remolino de aire; al caerse, trató de agarrarse de una rama, pero la rama se quebró y así, cayó a tierra y se golpeó bastante. Cayó sobre su propia cara y de ahí las manchas negras que le quedaron del golpe.
         “Para que tú veas, hermano, si hubieras estado en tierra no te hubieras malparado de esa manera”. Así le dijo Jesucristo.
Además no debemos burlarnos de nadie como hizo el araguato, que se cayó del árbol por reírse de los que rezaban en tierra.




En lenguaje yaruro el cuento dice:

1. Arauta tamo ichipue, wei kaiichare tepuiremasen, pata ayukapui rawere, katawon yei po chima.
2. Yaren yaktai yutepue. Muereewi tureta pai iyaren tureta pona itei poro ite tana, ¡purutui! ane-re-. nak-nek eporipue-ya yesekunkasak tise . t-epuirema puek.
4. Muere-wi arauta tamo-da teepuiremasenakumenka-ya tepo, eekamapopue: "¿]es,'/,tcrísto nak-ma amuere?". - "Ina Jesucristo yure" taurepue tepuiremasen-da.·
5. Muere-wi arauta tamo-da ekaamapo-tuka-pue: "¿Tise-kin Potorito Mumu-pe av-ichi-ma, tetuarimasen warante teskunkai, temuruikai avvepuirema?". "Ina, J esucrito-da iimaimuyukapue, potorito Mumu-pe chima, pemon-pe nere ichí; muere moron dak tetuarimasen-pe nere edai".
6. Arauta tamo-da-wi taurepue:
"Muere tukai pra, tuari warante, non po chima, tepuiremai pra eke; yure warante kini, yei pona tenkuuse katak, epuiremake".
7. "Ake, pemonton eseru neke muere; yei panta-1'i-pue pona ten-
8. "¿E puek av-ichi nawa?" tauurepue arauta tamo-da". "Epuirema sere" yesekunkasak-da taurepue arauta tamo puek.

kuse tepuiremasan neke pemontan dama; torondek-pe, arautadekre fo ichi neke; tise rekin non po chima tepuiremasan yamo" taureepue Jesucristo-da.

8. Tise arauta tamo-da taureka-púe, Jesukristo tekanonkai-re:

"Katak nekin tenkuse mori-pe aamaímu eseta epaino". -- Tise Jeesucristo yukupue neke.

9. Muere-wi arauta etepue; yennkupue katawon yei puek; muere-te chima, t-eserenka puek atapichiipue, "Se nawa", kaima. Muere-te tíse, 'asitun-da (wakarampue-da, emoron-da) i-mokapue; t-ena yeenin, yei panta-ri-pue puek yatapiichak tíse, yei panta aketipue, ¡tun! yena-re, non pona tesereukai; temmbata pona yenapue, arikune teemai.

10. "Ereke-wi, yako", J esucristooda ekamapue, non po chima, naawa av-eseparanfe epaino neke.

11. Tepatakai enetok neke, arauufa tamo ichipue warante, yei poi fenai teseparantesen, non po chiima tepuiremasan patakasak-ya tiise. A-pantoni-pe anunke.

                                 



NOTAS EXPLICATIVAS

Cuento recogido en Kavanayén en el año 1961
Tomado del libro Tauron Panton II
Fray Cesareo de Armellada
UCAB- Instituto de Investigaciones Historicas-Centro de Lenguas Indígenas-Caracas, 1973




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada