Páginas

martes, 16 de junio de 2015

Dinastía Girón: César, Curro, Rafael, Efrain y Freddy




Una faena en La Maestranza, de Maracay


César Girón
Alfredo Sadel,
El Tenor Favorito de Venezuela

A César Girón
Memo Morales y Billo´s Caracas Boys

César Girón
https://youtu.be/vUGb1xQO_YQ
Los Blanco

¡César Girón!
Lola Flores



César Antonio Girón Díaz (Caracas, 13 de junio de 1933- Autopista Regional del Centro, 19 de octubre de 1971) fue un torero venezolano, considerado uno de los mejores matadores del siglo XX. El hijo de Carlos Girón y Esperanza Díaz formó parte de una numerosa y humilde familia integrada por los padres y 12 hermanos, entre quienes Francisco (Curro), Rafael, Efraín y Freddy hicieron carrera como toreros, creando la Dinastía Girón.
Desde niño César Girón, obligado por las humildes condiciones familiares, tuvo que trabajar, desempeñando diversos oficios, entre los cuales destaca por lo poco común, el de guía de cementerio y limpiador de tumbas. Siendo muy joven rescató a su familia de un incendio que se produjo en la vivienda que ocupaban en la calle Sánchez Carrero, de Maracay, estado Aragua.
En ese percance se le quemaron las manos y comenzaron a llamarle Mano Quemá. La formación taurina la recibió César Girón de Pedro Pineda, un antiguo matador de toros, quien formó la mejor escuela de rehileteros de Venezuela; sin nunca banderillar un toro.
A su forma de torear, un compositor venezolano le compuso una canción de la que recuerdo solo dos estrofas y la música:
Orgulloso me recreo
Al pensar que mi nación
Ha dado un César Girón
Maravilla del coleo

Cuando pega banderillas
angustia los corazones
porque siempre los pitones

le rozan las pantorillas

Semillero

En Maracay se formó una generación destacada de toreros, que animaron grandes ferias de Venezuela. Entre esos compañeros que crecieron en la Plaza de Toros La Maestranza, de Maracay estuvieron con César Girón otros jóvenes, como Ramón Moreno Sánchez, Hilario López, Rafael Figuera, Armillita de Aragua; Carlos Saldaña, Diego Nicolás Pérez, Alejandro Gil Zapaterito, José Manuel Bustamante, Ramón Bustamante, Marcos Peña El Pino, Pedro Arias, Luis Zapata, Domingo Blanco, Pedro Navarro y Rigoberto Bolívar, apodado Pastoreño.

Gloria del toreo


De espontáneo a leyenda del toreo

César Girón comenzó su actuación en los cosos taurinos en 1945, cuando se lanzó al ruedo como espontáneo en la Plaza de Toros La Maestranza, de Maracay (hoy llamada en su honor Maestranza César Girón), durante la actuación de la cuadrilla infantil mexicana Los Chicos de Querétaro.
El 1 de octubre de 1950 tuvo el diestro aragüeño su primera gran actuación en una novillada criolla celebrada en el Nuevo Circo de Caracas, durante la cual mató 6 ejemplares del mismo encierro, debido al percance sufrido por su alternante Ramón Moreno Sánchez, - a quien se suponía sería la estrella de aquel espectáculo- al banderillar su primer toro, relatan los cronistas de la época.
Fue una tarde de gran triunfo para el novillero, quien realizó una gran faena y dio muestras de su destreza ante el astado: sólo pinchó una vez y dio 6 estocadas. Desde ese momento César Girón se convirtió en héroe, a quien sacaron en hombros,  lo pasearon por las calles de Caracas y llevaron hasta las redacciones de los diarios más importantes de la época, en lo que sería el inicio del camino hacia numerosos éxitos en las principales plazas taurinas del mundo.
En esta corrida estaba en el público Fernando Gago, empresario taurino y banderillero de la cuadrilla de Carlos Arruza, que había venido de México, quien quedó “impresionado con la actuación del joven Girón, le solicita a su hermano el empresario y apoderado Andrés Gago, que le contratase y llevara al novillero a España”, recuerdan los cronistas taurinos. Al iniciar Girón su carrera profesional Gago se convirtió en su apoderado.

En España se escribió la leyenda

En 1951 César Girón, Mano Quemá, viajó en un aeroplano hasta el aeropuerto de Barajas, España, donde comenzó su primera temporada europea. A España llegó con las excelentes recomendaciones del empresario taurino Juan Vicente Ladera y quien más tarde sería su apoderado, Fernando Gago.
Desde su primera corrida el diestro venezolano mostró sus habilidades en la arena. Ya se avizoraba su genialidad en el ruedo y su gran categoría de matador, cualidades que lo inscribieron en los anales del toreo venezolano y mundial, en donde figura el venezolano como gloria, mito, historia y gran figura de la tauromaquia.
El 28 de septiembre de 1952 el iniciador de la dinastía Girón tomó la alternativa en Barcelona (España), apadrinado por Carlos Aruza, quien viajó expresamente desde México para este acontecimiento. En esa gran tarde estuvo también Agustín Parra, Parrita, testigo de excepción. Tenía el matador criollo 19 años de edad y todo un camino largo por delante.
Un camino que César Girón transitó haciendo grandes faenas, acumulando éxitos, grandes ovaciones, trofeos y el título ganado en España como “uno de los toreros más celebres que haya venido de América”: en las temporadas de 1954 y 1956 alcanzó el primer lugar en el escalafón de corridas realizadas; y fue gran triunfador en la Feria de Sevilla de 1954, al cortar cuatro orejas y dos rabos en dos corridas.
El lunes 1 de noviembre de 1954 en la Plaza de Toros de Acho, en Lima (Perú), César Girón tuvo una apoteósica tarde plena de público expectante, aguantando la respiración, en la que cortó dos orejas y rabo a Pacomio, el tercer toro de la tarde; y dos orejas, rabo y pata al sexto, “Nacarillo”. Toda una proeza en el ruedo, alternando con Antonio Bienvenida y Rafael Ortega en la cuarta corrida de abono ante un encierro de la ganadería peruana de “Huando”.
Finalizada la corrida, fue llevado en hombros de los entusiastas aficionados y en medio de gran euforia fue conducido hasta el Gran Hotel Bolívar, aproximadamente a dos kilómetros de la plaza. En esta tarde triunfal Girón se ganó el “Escapulario de Oro 1954”, máximo trofeo de la Feria Taurina del Señor de los Milagros. Fue la primera y última ocasión en que se concedió una pata en Acho, ya que se prohibió en adelante la concesión de dicho apéndice.
Durante la temporada de 1969 César Girón, Sebastián Palomo Linares y Manuel Benítez El Cordobés acordaron que torearían siempre juntos, manteniendo así la independencia ante los empresarios, algo que fue conocido como la campaña de 'Los guerrilleros'.

Otros Girón en la arena

La dinastía Girón

El 27 de septiembre de 1956 en Barcelona, España César Girón fue el padrino en la alternativa de sus hermanos Francisco “Curro y Rafael Girón
César estuvo casado con Danièle Ricard, heredera de Pernod Ricard, una compañía francesa de licores. De éste matrimonio nacieron tres hijos, Myrna, Patricia y César quien es hoy en día el máximo ejecutivo de la junta de directores de la sociedad francesa Pernod, una de las subsidiarias de Pernod Ricard.
 Durante la temporada de 1969 César Girón, Palomo Linares y Manuel Benítez El Cordobés, acordaron que torearían siempre juntos, manteniendo así la independencia ante los empresarios, algo que fue conocido como la campaña de 'Los guerrilleros'.

El retiro


Resultado de imagen para César Girón, imagenes
César Girón, Antonio Bienvenida y Cayetano Ordoñez, 1954


César Girón anunció su retiro en 1966 lidiando en solitario seis toros en la plaza del Nuevo Circo de Caracas, pero regresó poco tiempo después al mundo taurino como matador y empresario de corridas. El retiro definitivo fue el 26 de junio de 1971, en la Plaza Monumental de Valencia (Carabobo), alternando con Antonio Bienvenida y Luis Miguel Dominguín. Pocos meses después murió en un accidente automovilístico en el Km 71 de la autopista Regional del Centro entre Caracas y Maracay.
*Considerado por algunos críticos como uno de los más importantes toreros del siglo XX, César Girón salió por la puerta grande de la plaza de Las Ventas (Madrid) en cinco oportunidades 1955, 1956, 1958, 1962 y 1963.
*Se le atribuye la creación de un pase taurino que lleva en su honor el nombre de girondina. Ha sido el único torero que ha cortado dos rabos en corridas consecutivas en la Feria de Sevilla.
* César Girón lideró en dos ocasiones (1954 y 1956) el escalafón taurino en España, hazaña que repetiría su hermano Curro en 1959 y 1961.
*Dos plazas de toros en Venezuela llevan su nombre, así como una escuela taurina y el monumento La Girondina, en Maracay. En las afueras de las plazas de toros de Caracas y Maracay se erigieron sendas estatuas en su memoria.




Triunfante en la Feria de San José, Maracay







@ElbaRomeroLopez






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada