Páginas

domingo, 11 de agosto de 2013

Las Wajanare warao




¿katuketi? (¿qué tal?)
Yakerawitu (Muy bien)

Indio
http://youtu.be/u0VncLebSog
Cantaautor: Eudes Balza (deltano)
Mi lindo Delta 
http://youtu.be/u0VncLebSog
Autor e intérprete: Elio Zamora, El deltanito de Oro
(Videos de Oscar Cedeño)

No tener una curiara es señal de pobreza para el guarao

La gente de las curiaras, los warao, es un pueblo venezolano, habitante de los caños del río Orinoco, donde viven en palafitos construidos con madera sobre las aguas, o en tierra firme, en sus chozas (onobako o bakoakobo) a orillas del caudaloso río.   
      Su cultura es rica en creencias religiosas y costumbres milenarias, literatura y música. Con el correr de los años los garaúnos se integraron a la cultura del hombre “blanco” en un proceso de transculturación en cual se han impuesto culturas ajenas, lo que sin embargo, no ha afectado de manera definitiva su propia sabiduría indígena, costumbres y creencias.
         La cultura guarauna se compone de la lengua warao, creencias étnicas en castellano traducidas por ellos mismos del warao al español y del castellano al warao; lenguaje poético, cuentos, mitos, adivinanzas, oraciones, prosa y verso y el lenguaje warao de la teúrgia y magia (lenguaje warao piachero), de uso casi exclusivo de los piacheros, shamanes y teúrgos o sacerdotes étnicos
      De la cultura warao destaco ahora aspectos de su vida cotidiana expresada en adivinanzas. Antes es preciso aclarar que en el abecedario warao no existen las letras C, K, P, W y X,  con similitudes y diferencias con el abecedario pemón –para nombrar solo estos dos dialectos representativos-, en el cual faltan la K, W y X; pero a diferencia del warao tiene las letras LL y Ñ, que faltan en el diccionario de la gente de las curiaras.

Adivinanzas de los waraos

         Los jóvenes guaraúnos acostumbran jugar a las adivinanzas. El primero da a un compañero o amigo detalles sobre un objeto o animal para que el otro adivine. Algunos ejemplos de estas wajanare, tomadas del diccionario Nº 1-Guarao-A-Ribu, editado por la UCAB en la Serie Lenguas Indígenas de Venezuela, escrito por P. Basilio María del Barral.
         Estos ejemplos se recogieron en el caño Dauguaja, estado Monagas.

TERETERE
Tejo sanúkau yá. Kua nejoboae.   Con cuerpo pequeñito va caminando. Se
Naja oanae yá. Tai Katukaya?     peinó (Tiene las plumas de la cabeza   
                                                   bien arregladas) Tomado del vástago    
                                                   se va caminando. ¿Qué es? Digan.

ALCATRAZ:
Warao tejoira sabúkao. Kuamotu
Oria-kua koyanáe tane soi. Tai rutu j aja.
Taisi iji naminanaja

Una persona tiene el cuerpo un poco grande. Va con la cabeza amarrada con un pañuelo. (cuerpo gris, cabeza blanca). Es pescador. Tú no sabes quién es.


Esencia guarao

       El pueblo warao es uno de los grupos indígenas que ha logrado mantener su esencia cultural de 8 mil años. Es el segundo más numeroso de Venezuela después de los guajiros o wayuu. El warao es un pueblo pacífico que en lugar de enfrentarse a otros, se adentró en los caños del Delta Amacuro para evitar conflictos.
        Como gente de las curiaras, traducción del vocablo warao, la vida de este pueblo originario gira en torno al agua y a las curiaras. Es su cotidianidad. Es tal la consustanciación con las canoas que en la cultura warao es símbolo de pobreza no tener una canoa. Todo warao tiene su canoa, la cual aprende a utilizar desde la niñez. Los padres suelen construir a los pequeños canoas a su medida, de modo que aprendan a familiarizarse con ellas y con su uso.
Los warao utilizan dinero únicamente para intercambios comerciales con los criollos, es decir con las personas que no pertenecen a la comunidad warao. Pero entre los propios waraos de una comunidad es muy mal visto el uso de moneda para las transacciones. Esto es una muestra de la solidaridad existente entre ellos, se lee en http://iraimaarrechedera.blogspot.com/2012/02/los-waraos.html.
Las comunidades warao organizan sus tareas productivas de acuerdo con el sexo: los hombres se encargan de la caza, la pesca, la tala y la quema de las parcelas donde se sembrará, la elaboración de las curiaras y la construcción de las casas son competencia de los varones.
Las mujeres warao, por su parte, se dedican a la crianza de los hijos, la siembra y la cosecha, el tejido de chinchorros, el lavado de la ropa y la preparación de los alimentos. Las niñas de 5 o 6 años ya aprenden a tejer cestas para comercializarlas.
La influencia de una mujer dentro de la comunidad se mide por la cantidad de vueltas que tiene su collar.

El respeto a la naturaleza es un compromiso arraigado en la comunidad guarauna, que muestra así un gran sentido ecológico, y por ello, cada vez que un warao causa algún desequilibrio en la naturaleza, está obligado a compensar el daño a través de ofrendas a los espíritus. Estos espíritus están presentes en todos los ámbitos de la vida y tienen capacidad para premiar o castigar al hombre.  



Típica construcción de los waraos: sobre el agua o
a orillas del gran río Orinoco.


Investigación y texto:
Elba Romero López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada