Páginas

miércoles, 21 de agosto de 2013

Americanos, música andina: Colombia 4/9

El paisaje cultural cafetero de Colombia 
fue declarado Patrimonio de la Humanidad 
por la Unesco en 2011

Región andina

Música representativa
La Guaneña
http://youtu.be/f1pdJyH1tjo
Daniel Portilla/Lisandro Pabón (1789)
Sandoná
http://youtu.be/o9cSCcyV1t4
El Miranchurito
http://youtu.be/pRemh5CPWeI
Chambú
http://youtu.be/G6PSzOebmdY




        La región andina de Colombia abarca tres ramales - Cordillera Oriental, Cordillera Central y Cordillera Occidental-, zona ésta que abarca los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Huila, Tolima, Cundinamarca, Santander, Norte de Santander, Antioquia, Boyacá y el Eje cafetero (Departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío, nororiente del Valle del Cauca, Antioquia y noroccidente del Tolima).
    En la zona andina Colombia tiene una amplísima gama de géneros musicales identificativos de  extensión andina. La extensa cobertura geográfica determina que la música andina sea muy amplia y variada, pues cada región le imprime su toque cultural propio, derivando varios ritmos, entre los cuales los más destacados son los bambucos, pasillos, torbellinos, guabinas y españolas.
       En total se contabilizan 23 aires musicales de la zona andina colombiana, con los cuales generaciones de los nacidos en Colombia  han plasmado visiones frente a las diferentes problemáticas sociales, económicas, políticas y culturales de la sociedad que colombiana. La música ha mostrado la realidad del país desde sus inicios hasta la actualidad.
       A través de la música andina colombiana puede conocerse la historia del siglo XX y anteriores en Colombia.

Guitarra, tiple y bandola
 
típico traje andino

        El acompañamiento básico instrumental de la música andina colombiana es con la guitarra, el tiple y la bandola y, en ocasiones, se la confunde con "música de cuerdas" en la acepción local.  Esto ocurre porque la música andina colombiana es a la vez, instrumental, interpretada por estudiantinas; y vocal, interpretada con los instrumentos mencionados y cantada por lo general en dúo o trío. También la interpretan agrupaciones corales con instrumentación de estudiantina y órgano.

Ejes de la Música Andina Colombiana
       
    El Ministerio de Cultura de Colombia, a través del Plan Nacional de Música para la Convivencia, identifica y agrupa las prácticas de la música folclórica de Colombia pertenecientes a la región andina en cuatro ejes, teniendo en cuenta, además de la ubicación geográfica por departamentos donde se realizan dichas prácticas, elementos como los formatos o conjuntos instrumentales y vocales más representativos y los géneros o ritmos interpretados.

·       Eje de Música Andina de la región Centro-Oriente
    Ubicación: Norte de Santander, Santander, Boyacá y Cundinamarca.
Formatos: conjunto de torbellino, conjunto carranguero, guabina, merengue andino, estudiantinas, tríos, entre otros.
Géneros: torbellino, guabina, carranga, bambuco, pasillo y otros.
·       Eje de Música Andina de la región Centro-Sur
Ubicación: Huila y Tolima
Formatos: conjunto de rajaleña, cucamba, tríos, duetos vocales e instrumentales, estudiantina, entre otros.
Géneros: san juanero, caña, rajaleña, bambuco y otros.
·       Eje de Música Andina de la región Nor-Occidente
Ubicación: Quindío, Valle, Antioquia, Risaralda y Caldas.
Formatos: conjuntos campesinos, estudiantinas, prácticas vocales, duetos y tríos vocales e instrumentales, conjuntos de guasca, carrilera, parranda, estudiantina, entre otros. Géneros: pasillo, bambuco, shotís, rumba y otros ritmos.
·       Eje de Música Andina de la región Sur- Occidente
Ubicación: Cauca, Nariño y Occidente del Putumayo.
Formatos: conjunto campesino, bandas de flautas, conjunto andino sureño, cuerdas andinas.
Géneros: el son sureño, de sanjuanito, pasillo, bambuco tincú, huayno y otros.

La Guaneña, himno de libertad
   
        La GUANEÑA es una tonada de guerra, alegre, pero a la vez nostálgica; una canción tradicional de las tierras del sur de los Andes colombianos, que en actualmente corresponde a la región andina del departamento de Nariño. Aunque se ha llegado a ser interpretada en diversos ritmos, su versión más difundida sitúa sus acordes entre las formas dramáticas del bambuco.
        La versión original de esta composición musical se remonta a 1789, cuando el músico pastuso Daniel Portilla, y su compañero guitarrista Lisandro Pabón, formaban el más renombrado dueto de su época. Díaz estaba muy enamorado de la bella ñapanga (prototipo popular) Rosario Torres, quien por su carácter recio tenía por apodo La Guaneña. Cuentan que como ésta no correspondió a sus afectos e incluso contrajo matrimonio y se marchó con otro pretendiente de mayor solvencia económica, el acongojado artista compuso en su recuerdo esta canción.
      Una de las teorías que explica el origen del término "guaneña", afirma que durante la Guerra de Independencia, este término designó a las ñapangas o mujeres del pueblo que acompañaban a las tropas realistas como compañeras, cantadoras, bailadoras, cocineras y que no vacilaban, en un momento dado, en empuñar el rifle para el combate.
       Esta canción nació como un bambuco y es considerada un bambuco guerrero, junto con el Miranchurito, los bambucos más antiguos de los que se tenga conocimiento. Esta canción fue usada por las tropas pastusas en las múltiples batallas que ellos protagonizaron.
        La guaneña figura en la historia colombiana, como ritmo que se interpretó primero contra los invasores patriotas, durante las batallas realistas y después ya convertido en himno de libertad, contra los reductos realistas en el Perú.  Los sones de esta canción resonaron entre las huestes de Don Basilio García en la batalla de Bomboná contra Bolívar.
        Luego según la versión del coronel Manuel Antonio López, también se oyó esta especie de himno de libertad interpretada por la banda del Batallón Voltígeros, de la Guardia, para animar la indiscutible victoria de los patriotas frente a los realistas en Ayacucho, con la cual se sellaría la libertad americana.
·       Por último resonó entre las tropas colombianas en la Batalla de Cuaspud, enardeciendo los espíritus de los bravos pastusos que con su sangre regaron esos campos.5
·       En el Siglo XX, la obra nuevamente fue interpretada durante la Guerra de los Mil Días entre los combatientes de las provincias de Pasto y Obando (no existía el departamento de Nariño) fieles al gobierno.
        Su misión además de combatir a las fuerzas liberales colombianas, era evitar que tropas ecuatorianas del caudillo liberal Eloy Alfaro, entraran a Colombia para apoyar la causa de su amigo el general Benjamín Herrera.
·       Durante la Guerra colombo-peruana de 1932, sus notas volvieron a llenar de coraje a las tropas Pastusas y Nariñenses que conformaron la primera avanzada del Ejército colombiano, mientras llegaban los refuerzos del interior del país.
·       En el año 2007, la Orquesta Filarmónica de Bogotá incluyó esta pieza en el proyecto ganador del Grammy Latino 2008 al mejor álbum instrumental: "La Orquesta Filarmónica de Bogotá: es Colombia", con arreglos instrumentales del maestro Fabio Londoño.
      Actualmente y en épocas de paz, la Guaneña se interpreta en las fiestas religiosas, durante los partidos del Deportivo Pasto y en época del Carnaval de Negros y Blancos, en San Juan de Pasto y en todos los municipios de la sierra nariñense.
      Al respecto, el historiador nariñense Sergio Elías Ortiz afirma: “El tema es sencillo; no más de cuatro frases musicales que se repiten, pero que despiertan en las multitudes de allí una emoción extraña, ya de alegría, ya de tristeza, ya de valor (...)”.
    La estrofa original de la Guaneña y que hace las veces de coro de la canción dice

Guay que sí, guay que no
La Guaneña me engañó!
Por tres pesos cuatro riales (sic),
Con tal que la quiera yo! (bis)

Guay que sí, guay que no,
La guaneña me engañó
Con arma de fuego al pecho
y vestido varonil! (Bis)

Guay que sí, guay que no,
La Guaneña al frente va!
Con un fusil en el hombro
y alerta pa' disparar! (Bis)

Guay que no, guay que sí,
La Guaneña es todo amor!
canción que alegra a los pobres
y a los ricos da dolor! (Bis)

A Pandiaco me voy,
Con los aires de mi canción!
Llevándome a La Guaneña,
Grabada en el corazón. (Bis)

      Con el paso del tiempo, los compositores han formado su propia imagen de La Guaneña y a la vez crean diversas letras al bambuco festivo, que en tiempos de paz se baila y se canta con gran emoción y sentido de pertenencia social.
     Esta tonada representa el himno popular (no oficial) y cultural del Departamento de Nariño por lo que se constituye en un símbolo de unidad e identidad. Gracias al papel que ha jugado por más de dos siglos en la historia de la región, el ritmo y el baile asociado, es de obligatoria enseñanza en los niveles de educación preescolar y básica primaria. Junto  a La Guaneña, otros bambucos y sones sureños como Sandoná, Miranchurito, Chambú y el propio Son Sureño, constituyen el patrimonio folclórico de la región.
       El historiador pastuso Neftalí Benavides Rivera, señala que: "la Guaneña es el alma del nariñense; es la voz de la tierra; es el grito triunfal que se arropa entre los pliegues de la Bandera; es el arrullador canto de amor que busca cobijo en el pañolón campesino y el son macho que o­ndula en la ruana montañera y pueblerina".

       La Guaneña no es exclusiva del Departamento de Nariño. "Todo el mundo en el Sur de Colombia comprende que la Guaneña es su himno de guerra, su música de combate, su tono de fiesta, su canción de cuna y su preludio de borrachera (...)", profetizó el investigador Sergio Elías Ortiz, citado en http://www.banrepcultural.org/evento/la-musica-andina-colombiana-en-la-historia-del-siglo-xx-en-colombia

    
                             Trajes típicos región andina




Recopilación y reseña:
Elba Romero López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada