Páginas

jueves, 22 de octubre de 2015

Harina PAN, Luis Caballero Mejías y Polar






Comercial Harina PAN
https://youtu.be/1Z38eEbApsQ
Comercial Harina PAN Maíz Amarillo
https://youtu.be/H_NjRAgbUjU


El 4 de junio de 1954 el ingeniero Luis Caballero Mejías registró la patente de la harina de maíz precocida, base de la tradicional y popular arepa, invento que revolucionó la gastronomía venezolana, la venezolana más famosa en el mundo. Caballero Mejías intentó hacer popular su invención bajo la marca Harina Precocida La Arepera, pero por problemas de salud se vio obligado a venderle la fórmula al doctor Lorenzo Mendoza, dueño de Empresas Polar. Caballero Mejías murió en Caracas en 1959 y un año después salió al mercado venezolano la conocida Harina PAN bajo el slogan ¡Se acabó La Piladera!
La harina de maíz precocida sustituyó el engorroso proceso de pilar, cocer y moler. A partir de esta mezcla sólo basta agregarle agua y sal a la harina precocida para preparar, prácticamente en un santiamén, el delicioso desayuno preferido de los venezolanos, con el mismo sabor, aroma y textura de la arepa tradicional venezolana. 


Antecedentes

Foto de Hechos Criollos.
Luis Caballero Mejías y su famosa mezcla

   El 4 de junio de 1954 el ingeniero Luis Caballero Mejías registró la patente de la harina de maíz precocida, base de la tradicional y popular arepa, invento que revolucionó la gastronomía venezolana, la venezolana más famosa en el mundo. Caballero Mejías intentó hacer popular su invención bajo la marca Harina Precocida La Arepera, pero por problemas de salud se vio obligado a venderle la fórmula al doctor Lorenzo Mendoza, dueño de Empresas Polar. Caballero Mejías murió en Caracas en 1959 y un año después salió al mercado venezolano la conocida Harina PAN bajo el slogan ¡Se acabó La Piladera!
La harina de maíz precocida sustituyó el engorroso proceso de pilar, cocer y moler. A partir de esta mezcla sólo basta agregarle agua y sal a la harina precocida para preparar, prácticamente en un santiamén, el delicioso desayuno preferido de los venezolanos, con el mismo sabor, aroma y textura de la arepa tradicional venezolana. 
    
 Resultado de imagen para Grano de maiz para sembrar, imagenes

   Resultado de imagen para Maizal, imagenes Resultado de imagen para Maizal, imagenes 
Siembra de maíz y maizales, el comienzo

     Foto de Xiomara Yanez.     
Una "reliquia"
Foto de La arepa Venezolana como mejor desayuno del Mundo.
En algunas partes sobrevive el fogón




   Cuatro años antes, en 1951 Cervecería Polar había presentado la primera bebida no alcohólica, la cual salió al mercado con el nombre de Maltín Polar, que de inmediato se posicionó fácilmente entre la clientela. Esta empresa había estado haciendo pruebas con las hojuelas de maíz, pensando en agilizar el proceso de la molienda y elaboración de las arepas.
   La creación de la harina precocida de maíz a partir de la molienda de hojuelas se logró luego de un sin fin de pruebas y experimentos llevados a cabo por un equipo de emprendedores y técnicos, hasta obtener la fórmula ideal de harina que posteriormente llevaría la marca P.A.N. Ese año de 1954 la masa preparada para arepas hizo su exitoso debut mediante un procedimiento industrial que permitió agilizar el largo y demorado procesamiento del maíz, que precedía a la elaboración de las arepas y otros platos a base de maíz. Este plato que identifica a Venezuela en el mundo requería muchas horas de trabajo complicado y su preparación final se lograba después de un laborioso proceso.
    Tras la muerte de Luis Alberto Caballero Mejías (Caracas, 12/10 de 1959), un año después, exactamente el 10 de diciembre de 1960, salió al mercado venezolano la conocida Harina P. A. N., producida por Industrias Polar en la Planta Refinadora de Maíz Venezolano, en los Valles de Aragua, en Venezuela. Se convirtió en un rotundo éxito del desarrollo de la industria nacional y, efectivamente, tal como decía el slogan publicitario ¡Se acabó La Piladera! Este invento netamente venezolano, sustituyó todos los utensilios utilizados para procesar el maíz y, fundamentalmente, hizo quedar en el pasado el engorroso proceso de pilar, cocer y moler el maíz para después amasarlo y al final elaborar las arepas.
    Fue un gran paso de avance que llevó a la mesa de los venezolanos las arepas criollísimas con tan sólo agregarle agua y sal a la harina precocida, resultado una mezcla que permitió elaborar la arepa tradicional venezolana con el mismo sabor, aroma y textura que se lograba años antes del nuevo proceso.
A la harina P.A.N. precedió una búsqueda laboriosa para encontrar un medio rápido y accesible para elaborar las tradicionales arepas y demás platos a base de maíz, en todas las ocasiones de consumo donde fuera requerido.
    En 1951 Cervecería Polar presentó la primera bebida no alcohólica Maltín Polar y continuaba la búsqueda para agilizar y simplificar la elaboración de una mezcla para elaborar las arepas de una manera más expedita, a partir de la utilización de las hojuelas de maíz, sin saber que Luis Caballero Mejías ya estaba trabajando en esa misma dirección y con el mismo objetivo. Los caminos de Luis Caballero Mejías yLorenzo Mendoza se cruzaron, unieron esfuerzos y desde entonces la arepa venezolana anda el mundo deleitando a todo aquel que no se resiste a pegarle el diente.
    La procesadora de maíz inició en 1960 la fabricación de la harina de maíz precocida Harina P.A.N., basada en la patente venezolana 5176 que adquirió la empresa familiar de Mendoza al ingeniero mecánico venezolano Luis Caballero Mejías, quien inventó en 1954 el procedimiento industrial respectivo para su propia empresa La Arepera, C.A. Este lanzamiento hizo que la arepa, uno de los platos típicos venezolanos dejara de producirse a base de maíz pilado cambiándose por la harina de maíz, haciendo que su preparación fuese menos laboriosa.

Foto de VENEZUELA MIA.

 Actualmente la Harina P.A.N. anda por el mundo representando a Venezuela y el ingenio de sus ciudadanos emprendedores, con Luis Caballero Mejías a la cabeza


Los hermanos Alvarez fueron los catadores

  Con la intención de que su invento fuese más conocido, el ingeniero Luis Caballero Mejías se fue a la arepera de Los Hermanos Álvarez que funcionaba en la Gran Avenida de Sabana Grande y le pidió a uno de los dueños que elaborara unas arepas con la harina precocida de su invención. En ese local se encontraba comiendo el doctor Lorenzo Mendoza, dueño de la empresa Polar, a quien le gustó el producto y se interesó tanto que ofreció comprarle la fórmula a Luis Caballero Mejías. En ese momento no pudo hacerse ninguna negociación, pero al pasar el tiempo, Luis Alberto Caballero Mejías enfermó y necesitaba una operación quirúrgica muy costosa pero como no tenía dinero para costearla, le recomendó a su esposa Patria Pereira Álvarez que buscara al doctor Mendoza y le vendiera la fórmula de La Harina Precocida “La Arepera”. La venta se hizo por la cantidad de 275.000,00 bolívares.
     Luis Alberto Caballero Mejías murió en Caracas el 12 de octubre de 1959 sin poder ver el éxito de su invento, pues fue un año después, exactamente el 10 de diciembre de 1960, cuando salió al mercado venezolano la conocida Harina P. A. N., con el mismo slogan de Luis Caballero Mejías ¡Se acabó La Piladera!, producida por las Industrias Polar en la Planta Refinadora de Maíz Venezolano, en los Valles de Aragua, considerado como un éxito del desarrollo de la industria nacional.
  Este invento netamente venezolano, sustituiría todos los utensilios utilizados para procesar el maíz, el cual era muy latoso, había que pilarlo, cocerlo, molerlo y después amasarlo para poder tener arepas para el desayuno, ahora se podía hacer arepas con tan sólo agregarle agua y sal a la harina precocida, con el mismo sabor, aroma y textura de la arepa tradicional venezolana.
 En 1950 se iniciaron las operaciones de una segunda planta cervecera, localizada en Barcelona, estado Anzoátegui, en el oriente del país; al año siguiente, se sumó otra en Los Cortijos, en Caracas, complementando la producción de la planta de Antímano. En 1960 se sumaría otra planta cervecera en Maracaibo, para atender el occidente del país, contó Alberto Aponte, hijo de Luis Alberto Caballero Mejías, en una entrevista que se le hizo.
  Contando para entonces con tres plantas cerveceras en operación y siendo las hojuelas de maíz uno de los ingredientes principales de la fórmula de cerveza ideada por Carlos Roubicek, la empresa decidió construir su propia planta procesadora de maíz en Turmero, estado Aragua, con el fin de sustituir la importación de esta materia prima. Esta decisión sería un paso determinante en el posterior desarrollo del negocio de alimentos.



* Referencias:


  Contó el maestro cervecero Carlos Roubicek (*). “Juan tenía la idea de elaborar una harina para hacer arepas con las hojuelas de maíz que utilizábamos en la industria cervecera. Me reuní con algunos fabricantes de arepas - en areperas - que existían en el país y éstos consideraban que nuestro proyecto era muy complicado. Pensé que si cambiábamos la molienda y las humedades del “Corn Flakes”, podríamos obtener una harina precocida que no daría tanto trabajo al ama de casa. Llamé por teléfono a un técnico de Remavenca (creada en 1954 para el procesamiento y obtención de la hojuela de maíz para la cerveza), para que preparara una muestra y obtuvimos lo que queríamos”.



Semblanza

 El ingeniero Luis Alberto Caballero, creador de la mezcla de la harina precocida de maíz, nació en Caracas el 12 de diciembre de 1903, en el seno del matrimonio de Luis Caballero y Mercedes Mejías Paz Castillo. Estudió Ingeniería Mecánica en Chile, entre 1925 A 1929. Trabajó en la Escuela de Artes y Oficio de Chile y a su regreso a Venezuela trajo la idea y fundó la Escuela de Artes y Oficios, la cual funcionaba de Perico a San Lázaro en Caracas.
  Entre los múltiples trabajos que realizó, fue Jefe del astillero de Puerto Cabello, en estado Carabobo; en Caracas se desempeñó como Jefe del Ferrocarril de San Rosa, en Quebrada Honda. En el año 1937 fundó en Caracas la Escuela Técnica Industrial de Venezuela, que después se llamó como su fundador, Escuela Técnica Industrial “Luis Caballero Mejías” y funcionaba dentro de los terrenos de La Universidad Central de Venezuela, en donde está actualmente La Escuela de Ciencias de la UCV.


Acción Social de Empresas Polar

  Fue idea de Juan Lorenzo Mendoza Quintero crear la Asociación Civil sin fines de lucroEl Puntal”, destinada a reforzar la acción social que ya venían desarrollando las diferentes instalaciones de la empresa en sus localidades, tanto para los trabajadores y sus familias como para la comunidad. Esta sería una de sus últimas iniciativas, ya que Mendoza Quintero falleció repentinamente en 1962.
   Ante esta circunstancia, su padre, Lorenzo Mendoza Fleury, retomó la dirección de la empresa la cual incorporó otros productos, como aceite de maíz, en 1966 y alimentos balanceados para animales en 1967, al iniciarse las operaciones de la empresa Procría.
   En 1969 falleció Lorenzo Mendoza Fleury y asumió la dirección su otro hijo, Lorenzo Alejandro Mendoza Quintero, quien dejó su profesión de médico psiquiatra para dedicarse a tiempo completo a la empresa familiar. Bajo su liderazgo fue creado el plan de jubilación para los trabajadores de la empresa, en 1972. También impulsó la idea de construir un gran complejo cervecero en el centro del país, cuya construcción se inició el 5 de diciembre de 1975 en la población de San Joaquín, estado Carabobo y que empezó a operar en 1978. Luego en 1977 se creó la Fundación Polar, conocida a partir de 2006 como Fundación Empresas Polar, que concentra la acción social de este consorcio venezolano, cuya primera presidenta fue Leonor Giménez de Mendoza, esposa de Mendoza Quintero.

Resultado de imagen para Las arepas antes de Harina PAN, imagenes Resultado de imagen para Las arepas antes de Harina PAN, imagenes

Resultado de imagen para Grano de maiz para sembrar, imagenesFoto de VENEZUELA MIA.


Esta historia continúa



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada