Páginas

martes, 15 de octubre de 2013

Christian Vásquez, joven director de orquesta venezolano

Talento joven para exportar 



Christian Vásquez
http://youtu.be/x10j7ouPLCI
 Gustavo Dudamel y Christian Vásquez
Concierto por la Paz
http://youtu.be/aGnCMhPsqO4

Christian Vásquez es un director de orquesta venezolano bastante joven, formado en el sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Nació en San Sebastián de los Reyes, estado Aragua, e ingresó por concurso en 1998 a la fila de los primeros violines de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela, con la cual realizó giras por Francia, Alemania, Italia, Austria, Estados Unidos, Chile, Colombia, Argentina, para mencionar sólo algunos países.
Su formación musical es esmerada, adquirida con diversos maestros de la música clásica orquestal, como Carlos Cifuentes, en el Conservatorio de Música Simón Bolívar, José Francisco de Castillo, Maurice Hasson, Felicitas Hoffmaister -integrante de la Filarmónica de Berlín- y Alexis Cárdenas.
Ha recibido clases de dirección orquestal con José Antonio Abreu, Johnny Cubides, Rodolfo Saglimbeni, Alfredo Rugeles, Gustavo Dudamel, Sung Kwak y Bruno Aprea. Integró la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar.
·       Su debut con la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar fue el 3 de abril del 2008, en el marco del I Encuentro de Artes Festival España - Venezuela.
·       Un mes más tarde obtuvo gran éxito en su debut con la Orquesta Filarmónica de Radio France.
·       En octubre de 2009 dirigió la Orquesta Gavle, de Suecia, con un programa que incluyó la Sinfonía “Nuevo Mundo”, de Antonin Dvorák.
Christian Vásquez ha realizado giras internacionales dirigiendo a importantísimas orquestas en países como España, Francia, Israel, Alemania, Noruega, México, Canadá, EEUU, Inglaterra entre otras naciones europeas y americanas.

La batuta de Christian Vásquez

En el aniversario 40 de la Soka Gakkai Internacional de Venezuela (SGIV) el joven talento venezolano  Christian Vásquez, dirigió el concierto de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar en tributo a la paz y la vida.
Fue un estelar concierto de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, en el Centro de Acción Social por la Música,  en un sublime tributo a la paz, la coexistencia armoniosa, el respeto a la vida como supremo valor y el aprecio a la diversidad, para conmemorar los 40 años de actividades de la Soka Gakkai Internacional de Venezuela institución creada para el fomento de los ideales del humanismo en los hogares, el trabajo, la sociedad, la comunidad, como un desafío constante en todas las acciones cotidianas.
“La paz no es algo que exista lejos de nuestra vida cotidiana (…). Se engendra en medio de la realidad de nuestro diario vivir”, afirma Daisaku Ikeda, presidente de la Soka Gakkai Internacional, que significa “sociedad para la creación de valores”. Como el diálogo, la tolerancia, la empatía, la convivencia, el esfuerzo, la unión.
El brillante joven maestro Christian Vásquez, formado en el sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, se interpretaron dos obras monumentales - de notables diferencias en estilo -  que son auténticas joyas de la diversidad cultural, según la valoración de especialistas, dirigió:

I. Piotr Ilyich Tchaikovsky (1840-1893)
Sinfonía Nº. 6 en Mi Menor, “Patética”, Opus 74 (1893)
Adagio – Allegro ma non troppo
Allegro con grazia
Allegro molto vivace
Adagio lamentoso 

II. Silvestre Revueltas (1899-1940)
La Noche de los mayas (1939)
Noche de los Mayas (Molto sostenuto)
Noche de jaranas (Scherzo)
Noche de Yucatán (Andante espressivo)
Noche de encantamiento (Tema y variaciones)

De la Sexta Sinfonía, la extraordinaria Patética, la última del compositor ruso, se afirma que posee una energía especial, un aliento de inmortalidad y un sublime canto a la sonoridad. “La quiero como no he querido nunca a ninguna de mis partituras”, expresó Tchaikovsky al momento de componerla.  “Estoy más orgulloso de ella que de cualquier otra de mis obras”, recuerda la crónica especializada. “No exagero, toda mi alma está en esta sinfonía”, considerada su “testamento musical”.
La Noche de los mayas (suite sinfónica del filme del mismo nombre), una de las obras orquestales más importantes del compositor modernista mexicano, catalogado como el más prominente en la primera mitad del siglo XX y su partitura tiene un lugar firme en las salas de concierto.
“Encontré mis mejores maestros en el pueblo y el país mexicanos. En la mayor parte de mis obras he procurado expresar el carácter, tal vez sentimental, pero siempre enérgico, alegre y muy definidamente sarcástico de mi pueblo”, precisó Silvestre Revueltas en cierta ocasión.

Los magníficos talentos del joven director y los integrantes de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela deleitaron a los privilegiados asistentes con estas célebres piezas de la música clásica. Se pudo disfrutar en vivo la belleza y  grandeza musical de la Sinfónica que está en los corazones de los venezolanos como un símbolo de convivencia, de victoria y paz, informaron los organizadores de la noche de la gran gala de Soka Gakkai Internacional de Venezuela.

Un maestro orgulloso que no oculta su alegría 
por el desempeño del alumno

Dirigiendo concierto en Francia
Foto: Dalisa Corali Ibarra S/ Noticias24


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada