Páginas

lunes, 28 de octubre de 2013

El tachirense Pedro Antonio Ríos Reyna





PEDRO ANTONIO RÍOS REYNA

 (San Juan de Colón, estado Táchira, Venezuela, 16 de noviembre de 1903 - †Nueva York, Estados Unidos, 13 de febrero de 1971) 



Su primer concierto público como violinista 
fue el 30 de junio de 1913

Pedro Antonio Ríos Reyna fue un músico, compositor, director de orquesta y promotor cultural venezolano, nacido en Colón, estado Táchira, el 16 de noviembre de 1905. Comenzó a recorrer los caminos de la música desde los 8 años de edad, cuando se presentó en el Teatro Municipal de Caracas.
Del maestro José Lorenzo Llamozas recibió las primeras lecciones de música (1913); y más tarde en la Escuela Superior de Música, recibió clases de armonía y composición de la mano del renombrado maestro Vicente Emilio Sojo, punto de referencia obligada en el quehacer musical venezolano.
Otro de sus grandes maestros fue Juan Bautista Plaza, de quien aprendió historia de la música. En 1917 recibió una beca para estudiar en Bruselas, pero debió declinar a la misma debido al fallecimiento de su padre y hermano, por lo cual tuvo que hacerse responsable del sustento de la familia.
Para ello ejecutaba el violín en diversos teatros de la ciudad capital. Desde 1920 se dedicó a la docencia, dando clases de violín en la Escuela Superior de Música, labor en la que permanecería hasta 1934. A partir de 1926 y hasta la disolución de Unión Filarmónica de Caracas, en 1929, se desempeñó como secretario general de la misma, siendo también violín concertino en esta institución.

Hizo caminos al andar

Pedro Antonio Ríos Reyna perteneció al grupo de músicos fundadores de la Orquesta Sinfónica Venezuela (OSV), en 1930, de la que fuese violín concertino hasta 1963. Fue presidente de la OSV en los períodos 1950-1959; 1962-1963 y 1967-1971, durante los cuales realizó diversas giras la orquesta por Colombia, Perú, Cuba y Puerto Rico.
En 1970 fundó la Orquesta Experimental de la OSV. Desafortunadamente su carrera como intérprete violinista dentro de la orquesta terminó en 1963 debido a un accidente que perjudicó la movilidad del dedo meñique de su mano izquierda. Continuó dentro de la orquesta como formador, director y presidente de la misma hasta su muerte.
Además de su carrera dentro de la Orquesta Sinfónica Venezuela, Ríos Reyna perteneció y fundó otras agrupaciones como el “Cuarteto Ríos Reyna”, en 1931. Fue también padrino de la fundación en 1931 del Ateneo de Caracas.  
* Se desempeñó en el cargo de Inspector de Bandas Militares con rango de Capitán del ejército desde 1940 hasta 1945,
* Fue Director Artístico de la Radiodifusora Nacional de 1943 a 1958, y en el desempeño de esta labor fue fundador de la Orquesta de Arcos de esta emisora.
* En 1954 participó, como director de orquesta, en el I Festival de Música Latinoamericana, realizado en el teatro José Ángel Lamas, de Caracas
* En 1958 fue el primer director de la Orquesta Estudiantil de Cámara de la Universidad Central de Venezuela.
Se presentó como director de diversas orquestas a lo largo de la geografía venezolana, difundiendo además de la música clásica un importante repertorio de música tradicional, popular y folklórica del país con arreglos para orquesta.
El maestro violinista Ríos Reyna fue profesor de violín en la Escuela Superior de Música y fundador, en 1944, del célebre Cuarteto Ríos Reyna. En la Orquesta de la Compañía de Opera de Bracale fue primera figura musical y allí compitió en arte con su paisano, el famoso oboísta y clarinetista rubiense Tulio Eugenio.
Recorrió también algunos países de América con la nombrada Compañía. El maestro Ríos Reyna fue presidente y director por varios años de la renombrada Orquesta Sinfónica de Venezuela, con la cual tuvo oportunidad de visitar a su tierra tachirense en oportunidad del cincuentenario de la fundación del Salón de Lectura de San Cristóbal.

Una sede para la Sinfónica

Uno de los mayores afanes del maestro Ríos Reyna fue lograr una sede permanente para la Orquesta Sinfónica Venezuela, anhelo que finalmente logró del presidente Rafael Caldera, quien donó un terreno en las cercanías del Parque los Caobos para la construcción de la tan anhelada sede. Desafortunadamente el músico no logró ver su sueño realizado, pues el 13 de febrero de 1971 mientras realizaba gestiones relacionadas con la Orquesta Sinfónica, murió arrollado por un vehículo de carga en la ciudad de Nueva York.
Como último y merecido homenaje final se bautizó con su nombre la sala principal del Teatro Teresa Carreño; al igual que la Casa de la Cultura de su nativa San Juan de Colón.

 

Elba Romero López



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada