Páginas

domingo, 16 de agosto de 2015

Grandes músicos: Cayetano Carreño


Cayetano Carreño www.ecured.cu


Caraqueños, otra época comienza
Oficio de Difuntos



José Cayetano Carreño Rodríguez (Caracas 7 de agosto de 1774- 3 de marzo de 1836) fue un compositor venezolano que aportó trascendentales piezas musicales de carácter religioso a la historia musical venezolana y fue el autor de la música de la primera canción patriótica, escrita por Andrés Bello, titulada Caraqueños, otra época comienza.
Fue abandonado por sus padres y lo criaron Manuela de Silva y Rosalía Rodríguez, hija de un propietario de haciendas y ganado que descendía de canarios. Poco tiempo después, siendo todavía un infante, el clérigo Alejandro Carreño se encargó de su crianza y le dio su apellido. Entre 1792 y 1793 estudió música en la Universidad de Caracas, estudios que abandonó al morir su profesor, el padre Sojo.
Cayetano Carreño era hermano del filósofo y profesor Simón Rodríguez (maestro de Simón Bolívar) y abuelo de la pianista caraqueña Teresa Carreño. En 1794, a los 20 años de edad, contrajo nupcias con María de Jesús Muñoz, de cuyo matrimonio nacieron varios hijos, entre quienes se destacaron Juan de La Cruz (músico y compositor), Juan Bautista (compositor), Ciriaco (cantante y organista) y Manuel Antonio, el autor del Manual de Urbanidad y Buenas Maneras (padre de Teresa Carreño).
En 1789 obtuvo el cargo de teniente organista de la catedral de Caracas y en 1796 logró ascender a maestro de capilla. En ocasión de este nombramiento ofreció al Cabildo Eclesiástico varias obras suyas: 6 lamentaciones, un Miserere, un Christus factus est y 2 motetes. En 1796 el cabildo compró otras obras suyas por la cantidad de 90 pesos. Durante su larga gestión (1796-1836) como maestro de capilla de la catedral de Caracas Cayetano Carreño se preocupó por reorganizar la capilla, enriquecer el repertorio musical, reparar algunos instrumentos musicales, incorporar nuevos ejecutantes y mejorar los salarios, entre otras medidas.
Entre 1792 y 1793 regentó la cátedra de Música de la Universidad de Caracas. Aunque no formó parte de la escuela del padre Sojo (la famosa Escuela de Chacao), estuvo vinculado a ella y aprovechó sus enseñanzas. En 1799 al morir el padre Sojo, surgieron en Caracas numerosas escuelas de música, llamadas en esa época capillas, sobresaliendo la de Cayetano Carreño. Enseñó música a varios de sus hijos para dedicarlos a esa profesión: Juan de la Cruz Carreño y Juan Bautista Carreño se convirtieron en compositores y Ciriaco Carreño fue cantante y organista. Además, su nieta Teresa Carreño (1853-1917), hija de Manuel Antonio Carreño, fue una pianista famosa (causó gran asombro a los 8 años de edad, en su primera presentación pública, en  el gran salón de baile “Irving Hall” de Nueva York, el 25 de noviembre de 1862.
Cayetano Carreño compuso varias canciones patrióticas, especialmente durante el período inicial del siglo XIX, inspirado en los sucesos de emancipación. Entre  ellas figuran El Monte de los Olivos (1801), Oficio de difuntos (1806), la música de Caraqueños, otra época comienza (1810) y Salve (1814). Defensor convencido de la independencia y ante los sucesos del 19 abril de 1810 compuso algunas canciones patrióticas y hasta ofreció sus servicios musicales a la causa independentista.
Sus últimos años los pasó al frente de su cargo en la catedral, gozando del aprecio y admiración de la sociedad de la época. Cayetano Carreño murió en Caracas el 3 de marzo de 1836, a los 61 años de edad. Su obra musical lo sitúa entre los primeros compositores nativos de música religiosa como misas, motetes, salmos y diversos cantos religiosos en un país que sobresale por su importante contribución a la música durante el periodo colonial. A Cayetano Carreño se le considera  una figura de transición entre los músicos de esa etapa y los que aparecieron durante la república independiente.
Cayetano Carreño compuso varias canciones patrióticas, especialmente durante el período inicial del siglo XIX, inspirado en los sucesos de emancipación. Entre  ellas figuran El Monte de los Olivos (1801), Oficio de difuntos (1806), la música de Caraqueños, otra época comienza (1810) y Salve (1814). Defensor convencido de la independencia y ante los sucesos del 19 abril de 1810 compuso algunas canciones patrióticas y hasta ofreció sus servicios musicales a la causa independentista.


 


La nieta, prodigio del piano



@ElbaRomeroLopez






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada